Riazor, listo para la gran cita

11 MAYO 2002 DEPOR-REAL MADRID: 3-0 EL DEPORTIVO CONSIGUIO AYER EL SUBCAMPEONATO DE LIGA QUE LE DA EL PASO DIRECTO A LA LIGA DE CAMPEONES TRAS DERROTAR AL REAL MADRID EN EL ULTIMO PARTIDO DE LA TEMPORADA 2001-02 DISPUTADO EN EL ESTADIOD E RIAZOR, QUE INA
|

No habrá lleno en Riazor para recibir al Real Madrid pero la sensación será de abarrote total. Al final se quedarán sin vender unas 3.000 localidades, las más caras. Los seguidores del Real Madrid que deseen adquirirlas aún están a tiempo. Los deportivistas ya han reservado la suyas y pocos aguardarán a última hora.
Riazor desplegará su magia otra vez contra el equipo blanco. Las meigas hacen su trabajo desde hace muchos años y, salvo en dos tropiezos, continúan con los conjuros para la victoria ártabra.
Todo comenzó un 3 de octubre de 1992. El año anterior, con el Depor recién ascendido, el Madrid se había paseado en Riazor con un sonoro 0-3. Poco pudieron hacer los hombres de Marco Antonio Boronat para frenar el vendaval blanco, y eso que no habían jugado nada mal. De hecho, del posible 1-0 en un balón que Sabín Bilbao estrellaba en el poste de la portería de Buyo, se pasó al 0-1 de Hierro. Míchel y Butrageño sentenciaron.
Pero eso había sido el año anterior. En 1992 nacía el Superdepor. No osbtante la presión atenazó al equipo en la salida al campo. Hierro y Zamorano ponían el resultado en 0-2 a los 25 minutos.
Bebeto acortaba distancias en el 35. 1-2 al descanso y el Depor, poco a poco, iba perdiendo el respeto a los blancos. En el 65 el delantero brasileño empataba el encuentro. La presión del canarinho sobre Rocha, su compatriota, propiciaba, en el 80 un gol en propia puerta del central. 3-2. Comenzaba la historia.
La temporada siguiente el equipo de Benito Floro llegaba buscando revancha. El Depor no contaba con Mauro Silva ni Bebeto, convocados con Brasil.
Arsenio se había quejado en la previa de sus ilustres ausentes, pero los Fran, Manjarín, Claudio, Djukik, Liaño, estaban dispuestos a pasarle por encima al coloso blanco. Dicho y hecho. Claudio anotaba los dos primeros con el recordado gesto ante los ultras blancos, ubicados en la desparecida ‘minigrada’ que se ubicaba al lado de tribuna. Normalmente esta zona era para los niños, pero en este encuentro se habían situado, por seguridad, los famosos ‘Ultrasur’. Manjarín y Fran se encargaron de poner el 4-0 final.
Otras goleadas se ha llevado el equipo blanco en A Coruña. Como el 4-0 de la 98/99 o el 5-2 en el año del campeonato de Liga. Mientras el Deportivo estuvo en lo más alto a Riazor no le tosió casi nadie. De hecho, en las últimas temporadas y con un equipo más modesto que hace dos lustros, el Real Madrid también aprendió a morder el polvo. En 22 años dos derrotas del Depor, en 2009/10 y 2012/13.
Es posible, no hay miedo y el equipo va a saltar a por todas con su público como jugador número doce. Es evidente que las diferencias entre ambos clubes, que en determinados momentos no existieron, se ha agrandado. No hay más que ver que con un ‘megacrack’ de los blancos se puede pagar el sueldo de cinco clubes como el Deportivo. Casi nada.
Pero esto es Riazor, otro campo, otra historia, el teatro de los sueños blanquiazul donde todo puede pasar. Los deportivistas ponen un uno en la quiniela y dependiendo del partido pueden ver con buenos ojos un empate. Nadie habla de perder. No nos dejan las meigas.

Riazor, listo para la gran cita