Un toxicómano acepta dos años y medio de cárcel por atracar a un taxista a punta de jeringuilla

|

  Su condición de toxicómano y los casi siete años que transcurrieron desde su detención hasta la celebración del juicio han servido para rebajar la pena del hombre que acaba de ser condenado por el juzgado de penal 2 como autor del asalto que sufrió en julio de 2005 un taxista a manos de un cliente.

La sentencia impone dos años y medio de cárcel al autor confeso de los hechos, después de que este acatase el relato que formulaba la Fiscalía. Según queda probado, él es la persona que aquella madrugada demandó un servicio en la calle de Vizcaya para trasladarse hasta la Sagrada Familia y, en medio del trayecto, sacó una jeringuilla, se la puso al conductor en el costado y le amenazó con contagiarle el sida si no le entregaba la recaudación. Siguiendo esta versión, el taxista le entregó al delincuente la calderilla, y a continuación se bajó del coche con la excusa de coger del maletero el resto del dinero, momento que aprovechó para huir.

La sentencia acepta que el móvil del robo fue la adicción a las drogas del acusado, pero también señala que este cuenta con condenas anteriores por otros atracos.

Un toxicómano acepta dos años y medio de cárcel por atracar a un taxista a punta de jeringuilla