¿El mejor de la historia?

_ALB4304_20520347
|

Siempre he pensado que los rallies existen gracias a las organizaciones, pero luego, el que se conviertan o no en ‘grandes rallies’, ya depende del elenco de figuras que participen. Por ello, al margen del esfuerzo de aquellos que sacan adelante una carrera, y lo hacen de forma eficiente, las carreras inolvidables lo son porque pasado el tiempo se recuerda a sus participantes y gestas al volante.

Durante mucho tiempo he recopilado exhaustivamente la historia de los rallies en esta ciudad, y publicado diversos trabajos sobre ello. En base a esa experiencia, datos y conocimientos acumulados, creo tener argumentos para catalogar la presente edición del Rally de A Coruña como una de las mejores de la historia, al menos en lo que respecta a su participación.

Cierto es que, siendo una prueba regional, no puede compararse a otras que en su momento fueron citas valederas para el Campeonato de España o incluso el Europeo. Aunque también es cierto que la puntuabilidad continental que alcanzaron las pruebas herculinas organizadas por Escudería La Coruña durante el fin del pasado milenio, resultó más simbólica que otra cosa y (de la misma forma que sucedió recientemente con el Rally de Ferrol) el carácter internacional apenas se tradujo, en la práctica, en que compareciesen participantes extranjeros con relevancia deportiva. Los forasterosn, en todos esos casos citados, fueron más unos exóticos actores secundarios, que verdaderas estrellas.

El rally que ahora, por quinta vez, organiza la joven escudería One Seven, carece todavía del prestigio que en su momento alcanzó la cita de Escudería La Coruña, así como la Escudería Centollo, cuando en los años 70 trajo a correr a nuestras carreteras a los mejores equipos nacionales. 

En eso, la comparación es absurda. Sin embargo es constatable que, ante la cantidad y calidad de máquinas resentes en la lista de inscritos (con nada menos que once vehículos de la categoría R5, cifra que probablemente causa envidia a muchos rallies recientes del Nacional), estamos ante una de las mejores ediciones de la historia de los rallies celebrados en nuestra ciudad. 

Ilustres ausentes
Es una lástima que, a pesar de ello, todavía se echan en falta algunas presencias coruñesas que hubieran sido la guinda del pastel: Iván Ares (el más importante de los pilotos gallegos en la actualidad, cuyo nuevo Hyundai R5, recientemente adquirido, no llegará a tiempo), Manuel Senra (cuya dilatada trayectoria y abultado palmarés probablemente le convierten el piloto más emblemático y querido del automovilismo gallego en los últimos 30 años), Roberto Blach (joven que ha afrontado con absoluto éxito proyectos que a priori parecían demasiado ambiciosos, pero para los que demostró estar capacitado) y a Daniel Berdomás (tal vez la promesa que ha demostrado más talento para ocupar en un futuro el lugar que en su día ocupó Vallejo y hoy ocupa Ares, y que aunque va a estar presente en el rally, no lo hará con un coche puntero). 

De cualquier manera, sobran ingredientes para disfrutar. Grandes máquinas, pilotos rápidos, tramos atractivos y parque cerrado en María Pita. Ante esto, sitúense en lugares seguros y pásenlo bien. Va a ser una verdadera fiesta. Desde el 87.7 de la FM, en los micrófonos de Intercoruña Radio, narración en directo.

¿El mejor de la historia?