El Gobierno se “compromete” con Alcoa y la Xunta le exige un precio eléctrico

Un participante grita con un megáfono al lado de la barricada realizada a las puertas de la factoría de San Cibrao, donde participantes han quemado de neumáticos, en una nueva manifestación del comité de empresa de Alc
|

El secretario general de Industria, Raúl Blanco, trasladó ayer a los trabajadores de Alcoa San Cibrao (Lugo), en el transcurso de la Mesa de Trabajo Multilateral, su compromiso con la industria y el empleo e instó a la dirección de Alcoa a que aclare su plan industrial. Por su parte, el conselleiro de Economía, que también participó en la reunión, volvió a exigir precios eléctricos para salvar las plantas de aluminio de San Cibrao y A Coruña.

Francisco Conde advirtió de que la mesa terminaba sin saberse “cómo prevé el Gobierno establecer un precio eléctrico que permita competir en ingualdad de condiciones con otros países europeos y evitar así el fin de la producción de aluminio primario en España”. Así, según aseguró la Xunta en un comunicado, enla reunión no se presentó tampoco el borrador del estatuto electrointensivo ni se aclaró si se tendrán en cuenta las alegaciones de Galicia, Asturias y Cantabria.

Durante la mesa, el comité de empresa de Alcoa San Cibrao pudo hablar con el secretario general de Industria; el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada; la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez; el conselleiro de Industria, Francisco Conde, y el presidente de Alcoa, Álvaro Dorado, entre otros representantes de estas partes.

Tras la reunión multilateral, en la que se abordaron las capacidades industriales de la factoría, Raúl Blanco, subrayó la necesidad de “unidad de actuación” para mantener las capacidades productivas y el empleo en la planta de Alcoa en San Cibrao, y reiteró el compromiso del Gobierno tanto con la producción de aluminio primario como con las industrias electrointensivas e hiperelectrointensivas.

Además, el Ministerio de Industria instó a Alcoa a que aporte una solución industrial para la planta de San Cibrao o “deje paso” a otras empresas interesadas.

Mientras, Parter y el Grupo Industrial Riesgo se han comprometido a mantener los términos del acuerdo de venta de las antiguas plantas de Alcoa de Avilés y A Coruña, por lo que la multinacional estadounidense liberará los fondos acordados en su momento en el marco de esta operación, confirmaron fuentes de esta última compañía. Las mismas fuentes apuntan que Alcoa se reserva el derecho de hacer cumplir sus derechos contractuales.

El Gobierno se “compromete” con Alcoa y la Xunta le exige un precio eléctrico