“Soy una persona dialogante y que siempre tendrá las puertas abiertas”

|

El Ideal Gallego-2011-06-22-007-b2c557f1

  entrevista de c.r.

Belén do campo - delegada territorial de la Xunta

Do Campo tuvo que dedicar parte de su primera mañana en el despecho de Monelos a atender a la prensa.
—Ayer dijo el presidente de la Xunta que cuando se le había propuesto el cargo no se lo había pensado, que fue un sí casi al momento.
—Es que casi no me da tiempo a pensarlo porque fue tan rápida la propuesta... Estaba yo en Madrid, que teníamos pleno, me llamó, me lo comentó y es verdad que siempre te genera una cierta sorpresa, incertidumbre... No te lo esperas, estás haciendo tu trabajo. Y bueno, se lo agradecí, le agradecí la confianza puesta en mí para desarrollar esta importante labor, sobre todo porque es una nueva faceta dentro de lo que yo había hecho en mi vida política. Le transmití que bien, que sí, con ilusión, con trabajo, que yo creo que con eso sí que estoy muy comprometida, y, sobre todo, con lealtad hacia su persona.
—Tras tantos años trabajando en Madrid ¿Cómo afronta esta nueva etapa?
—Es novedoso porque es verdad que entre el Congreso y el Senado cambié de cámaras, tuve la oportunidad de ser senadora que apoyó a un gobierno, ser senadora haciendo oposición, ahora en el Congreso haciendo oposición... Ahí sí que pude ver el cambio de lo que es legislar para un gobierno y lo que es hacer la oposición, pero no había estado en el ámbito de la gestión; lo que es el contacto más directo con el ciudadano, el dar soluciones, coordinar con las administraciones, trasladar los problemas o lo que haya que trasladar a la Xunta de Galicia.
—Ya que habla de eso, va a tener que lidiar con los colectivos descontentos por cualquier conflicto con el Gobierno gallego, va a ser un poco la que medie. ¿Cómo afronta este reto?
—Yo lo afronto con ilusión, es verdad que estoy acostumbrada a dialogar y a hablar con colectivos, con asociaciones. A la hora de legislar, pues no es la primera vez que te reúnes con diferentes colectivos, pero es diferente, es para que hagamos modificaciones o propuestas en el desarrollo de una ley. Y ahora será el tener que dialogar con personas que en algún momento no les guste la forma de hacer las cosas, pero estoy abierta. Entiendo que soy una persona dialogante y que siempre tendrá las puertas abiertas para hablar, y lo que se pueda solucionar con el diálogo, mucho mejor.
—¿Qué objetivos se marca?
—El bjetivo es continuar la labor que ya venía desarrollando mi predecesor, Diego Calvo. En ese sentido entiendo que lo ha hecho magníficamente bien, que ha puesto en marcha lo que ha sido la delegación territorial de La Coruña. En ese aspecto no encuentro ninguna conflictividad sino todo lo contrario, que se me han dado muchas facilidades. Y entonces, seguir en ese ámbito. Es verdad que la forma de trabajar de cada uno es diferente, pero seguir en la misma línea coordinadamente, por un lado, con el conselleiro de Presidencia, que es de quien dependemos orgánicamente, y con el resto de consellerías y de delegados territoriales de otras provincias. Y cómo no, yo creo que ahí sí que es fundamental el tener una relación, para trasladar todo lo que desde la Xunta se está ejecutando, con los 94 Ayuntamientos de la provincia. Tener una relación fluida, dar una solución a los problemas que se puedan generar.
—¿Se ha reunido con Diego Calvo?
—Sí (sonríe). Tuve suerte de que con Diego Calvo, aparte de ser compañero de partido, mantengo amistad, nos conocemos desde hace mucho tiempo, y eso también es una ventaja. Me ha dado todo facilidades, me dio la “chuletilla” esa de los consejos que siempre son buenos, aparte de la dinámica general, que es de agradecer, sobre todo cuando una hasta ahora ha trabajado en una faceta diferente. Creo que eso ha sido fundamental, sus consejos, su buen hacer, lo que pueden ser los puntos débiles de la administración.
—El cambio de gobierno en el Ayuntamiento puede favorecer el desbloqueo de ciertos temas anclados, como la Fábrica de Tabacos.
—Es verdad que no existía una coordinación y cooperación del Ayuntamiento con la Xunta. Entiendo que en este momento, esa coordinación va a ser solventada y reitero que nuestro compromiso va a ser con los 94 ayuntamientos, sean del color que sean. Pero es verdad que en la ciudad de La Coruña hay una serie de temas que no tuvieron la agilidad que deberían haber tenido, quizás, porque no había ese diálogo. El tema de la Fábrica de Tabacos sí que está sobre la mesa. La Xunta va a hacer un esfuerzo importante y está asumiendo una carga que, en su día –y eso lo sé bien como diputada nacional– iba asumir el Ministerio de Vivienda. Entiendo que ese tema se hablará con el actual alcalde y por parte de la Xunta se dará agilidad para que se pueda resolver, porque aquí lo que nos interesa es trabajar para los ciudadanos desde cualquier administración.


 

“Soy una persona dialogante y que siempre tendrá las puertas abiertas”