Afectados por las participaciones preferentes interrumpen el pleno al grito de "queremos soluciones"

|

Una veintena de afectados por las participaciones preferentes de NCG Banco han interrumpido esta mañana el pleno del Parlamento durante unos minutos al grito de "queremos soluciones" y "queremos hablar con Feijóo", peticiones que el presidente de la Xunta no llegó a escuchar porque poco antes había abandonado el hemiciclo al término de la sesión de control.

Desde la tribuna de invitados, los afectados se levantaron ataviados con camisetas de color amarillo en las que se podía leer "NCG Banco. Preferentes y subordinadas. Solución", mientras Núñez Feijóo respondía a una pregunta del BNG sobre las actuaciones de la Xunta para garantizar la devolución de los ahorros a clientes gallegos afectados por las preferentes de las antiguas cajas.

Al término de la sesión de control comenzaron los gritos para pedir a Núñez Feijóo que los respete y defienda pues, según gritaban: "No somos borregos", sino "gallegos y nos tiene que defender" pero "a la cara, no por la espalda".

La presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, interrumpió la sesión y les advirtió de que suspenderla podría constituir un delito, tras lo que abandonaron le hemiciclo.

Fuera, en los pasillos del Parlamento, les esperaba el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, quien les explicó que el Gobierno gallego está trabajando para encontrar soluciones.

Los afectados aseguraron que no quieren números de atención telefónica ni las oficinas que ha puesto en marcha la Xunta para proporcionarles información y tramitar las denuncias por estos productos tóxicos, y han reprochado al conselleiro que les "venden la milonga" y por ello tienen que "moverse".

"Queremos una reunión, que el señor Feijóo dé la cara", han pedido.

Guerra les ha recordado que han mantenido reuniones con afectados "cuarenta veces" y que les están planteando las medidas con las que cuentan, ante lo que los afectados han insistido en hablar con el presidente de la Xunta.

Durante algo más de cinco minutos, Guerra ha intentado conversar con los afectados por las preferentes en los pasillos de la Cámara legislativa, que le reiteraron sus peticiones de soluciones y de reunión con Feijóo.

"Yo soy el responsable y estoy hablando con ustedes", les respondió Guerra, quien no obstante destacó que no tiene "la culpa de esto" y que la Xunta cumplió "todo" lo que se comprometió a hacer y que va a "denunciar todo lo que haya que denunciar".

"Eso no vale para nada. Queremos hablar con Feijóo", repitieron los afectados, que sostuvieron que Galicia es la "única autonomía donde no se recuperó un duro".

Guerra reconoció la "gravedad extrema" de este asunto pero los afectados insistían en mantener reuniones, por lo que fueron acompañados por responsables del BNG a las instalaciones de su grupo.

Afectados por las participaciones preferentes interrumpen el pleno al grito de "queremos soluciones"