Los premios Prisma distinguen a Ángel Carracedo por su labor divulgativa y de investigación

25 noviembre 2012 página 13 / 25 julio 2013 página 12 A Coruña.- El 25 aniversario de los premios Prismas reafirma a la ciudad como capital de la cultura científica
|

Una web que habla de las matemáticas a través de historias, un libro que explica cómo los magos “formatean” el disco duro de las personas para producir ilusiones o una obra de teatro que pone sobre las tablas a las increíbles Marie Curie y Rosalind Franklin son algunos de los trabajos distinguidos con un Prisma de Bronce en la vigésimo sexta edición del concurso. Los galardones se entregarán el 16 de noviembre en María Pita.
Los Museos Científicos anunciaban ayer el fallo de los premios con un Prisma Especial del Jurado para Ángel Carracedo y un apartado como el de textos inéditos desierto. En cuanto al audiovisual, el certamen quiso condecorar con medalla el vídeo, “La maldición del cocodrilo de Ricla”, de Carmina Puyod, de la Universidad de Zaragoza, sobre el trabajo realizado para describir el primer cocodrilo marino del Jurásico en España.
El certamen otorgaba una mención de honor al programa de V Televisión “Historias del tiempo”, como una forma de introducir cuestiones del conocimiento como parte de los contenidos informativos y en un horario de máxima audiencia.
Por su parte, Clara Grima y Raquel García condensaron las ciencias matemáticas en un personaje como “Mati” al que le adosaron de “mateaventuras”, en un reino de los premiados donde Amador Menéndez escribió el mejor artículo periodístico “Nuevos desafíos en el sector energético”, que publicaba La Nueva España. La mejor propuesta radiofónica la emitió Radio Galega en el programa “Efervesciencia”, en el que Manuel Vicente hablaba acerca de la conveniencia del uso de las vacunas.
En el campo literario, Stephen Macknik y Susana Martínez-Conde se auparon con galardón con el libro “Los engaños de la mente”, de Ediciones Destino-Grupo Planeta.
La pareja trató en el volumen los engaños de los que usan chistera para crear determinados efectos y cómo esas aplicaciones le sirven a la neurociencia para ir más allá. En un campo del conocimiento que quiere levantarse este año para aplaudir a Ángel Carracedo. Él se llevará el Prisma Especial de Jurado después de situar su laboratorio de la Fundación Galega de Medicina, del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Santiago, como una referencia en el mapamundi. Desde los centros destacan su forma de hacer al compaginar a pleno rendimiento su trabajo de investigación con una “ejemplar” labor de divulgación.
Con estos galardones, los Museos Científicos pretenden difundir la cultura científica en España y apoyar a todos los profesionales que trabajan en este sector. Convocado desde 1988, el certamen lleva premiando los mejores trabajos de profesionales de la enseñanza, el periodismo, la investigación y de otros campos de la ciencia.
Como novedad, esta edición incorpora la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) como entidad colaboradora. El jurado estuvo presidido por el catedrático Pedro García Barreno y se compuso además de profesionales como Antonio Gomes, César López, María Victoria Otero, Isabel Parra y América Valenzuel.

Los premios Prisma distinguen a Ángel Carracedo por su labor divulgativa y de investigación