El Gobierno Vasco rechaza subvencionar el "Mapa de la Memoria" de Covite

Imagen de archivo del 14 de septiembre de 2013 facilitada por el COVITE, del mapa de la memoria que localiza y detalla cómo ocurrieron 600 asesinatos cometidos por distintos grupos terroristas en Euskadi. EFE
|

El Gobierno Vasco ha rechazado subvencionar la iniciativa del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, de crear un "Mapa de la Memoria" que localiza y detalla más de 600 asesinatos cometidos por distintos grupos terroristas en Euskadi desde 1960 a 2009.

Según la resolución de la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Ejecutivo vasco a la que ha tenido acceso Efe, el proyecto de Covite ha sido rechazado por su "coincidencia con la actividad propia de la Administración" y porque tiene el mismo "objeto específico de actuación" de una entidad pública de "inminente creación".

El Gobierno que preside Iñigo Urkullu (PNV) se refiere con estos términos al "mapa del sufrimiento" que anunció el pasado mes de marzo el secretario general de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, quien dijo que en él se recogerán las "vulneraciones de derechos humanos" ocurridas durante los últimos 50 años en Euskadi.

Covite había solicitado una subvención al Ejecutivo vasco de 19.500 euros para elaborar su mapa multimedia, al entender que el que propone elaborar el Gobierno autonómico es un "totum revolutum".

Por ello, fuentes de este colectivo de víctimas han señalado a Efe que recurrirán esta decisión y han puesto de relieve su intención de concluir el trabajo que iniciaron hace meses para recopilar toda la información necesaria con el fin de elaborar este "Mapa de la Memoria", que describe mediante textos, fotos, recortes de prensa y vídeos 602 asesinatos desde 1960 hasta 2009, cuando ETA perpetró el último atentado en suelo vasco.

El mapa geolocaliza todos estos crímenes cometidos por ETA, pero también por el Batallón Vasco Español, la Triple A, el GAL o los Comandos Autónomos Anticapitalistas en Euskadi, aunque sus promotores prevén extenderlo después al conjunto de España.

Pese a la negativa de la Dirección vasca de Víctimas, Covite sigue defendiendo el valor de esta herramienta multimedia, que no se asemeja a nada de lo que se ha hecho hasta ahora y tiene la intención de culminarla, incluso pagándola con sus propios fondos.

Por el momento no han solicitado ayudas al Ministerio del Interior, algo que no descarta hacer este colectivo, que se lamenta de que el Gobierno Vasco les haya denegado esta subvención con el argumento de que este trabajo ya lo está haciendo el propio Ejecutivo autonómico.

"El Gobierno Vasco dice que no se va a intentar imponer una memoria determinada a nadie" y sin embargo rechaza promover esta herramienta, y no porque no haya dinero, han lamentado las mismas fuentes de Covite.

Han recordado que sólo el desarrollo de la herramienta informática encargado a una empresa asciende a 15.000 euros, a lo que hay que sumar todo el trabajo de recopilación en hemerotecas, la traducción a cuatro idiomas (castellano, francés, inglés y euskera), la redacción de los contenidos de texto y la búsqueda del material gráfico, videográfico, etcétera.

El "Mapa de la Memoria" incluye fotos de todas las víctimas, algunas de ellas inéditas, una ficha con datos como el estado civil, número de hijos y profesión del asesinado, además de las características del atentado y recortes de prensa para recordar cómo se informó sobre cada uno de ellos.

También incorpora un motor de búsqueda que permitirá a los usuarios encontrar por ejemplo datos como cuántos policías han sido asesinados con bombas lapa, cuántos jóvenes de entre 18 y 20 años han muerto en atentados terroristas o el número de asesinatos perpetrados en un determinado periodo.

El Gobierno Vasco sí ha concedido a Covite, al igual que a otra veintena de asociaciones de víctimas ayudas por un valor de más de 35.000 euros para sus actividades de orientación, jornadas, conferencias y publicaciones.

El Gobierno Vasco rechaza subvencionar el "Mapa de la Memoria" de Covite