Los coruñeses ultiman sus compras en una jornada de tráfico intenso

El Ideal Gallego-2018-12-24-022-dc69298e
|

Las últimas carreras de Papá Noel por los establecimientos y áreas comerciales se notaron ayer en la carretera de Baños de Arteixo, que a media tarde soportó una gran intensidad de tráfico, y por la zona centro, donde se registró, según la Policía Local, un importante movimiento durante toda la jornada, de compradores y paseantes también que aprovecharon el día libre para vivir la Navidad. Esto se hizo ver en los accesos tanto por el túnel y la avenida del Puerto como a la altura de la plaza de Ourense. Y es que la agenda de ocio para estos días se llena de opciones que van directas a los amantes de la artesanía y los regalos con toque. 

Así, muchos aprovecharon para darse una vuelta por el Mercado de las Luces, en Juana de Vega, o por el Feirón sen Patrón, en Panaderas, donde se pudieron hacer con paquetes con personalidad de cara a la noche de mañana o bien ya con miras al día de Reyes. Los coruñeses disfrutaron del domingo patinando sobre hielo o acudiendo con sus pequeños al poblado de María Pita, en el que además de divertimentos, se programan espectáculos a diario. Además, los belenes más emblemáticos de A Coruña, el de la Grande  Obra de Atocha y el del Ayuntamiento son otros atractivos para hacer por estas fechas algo diferente a lo que marca el calendario el resto del año. San Agustín despliega otro punto de venta y en cuanto a hoy, la jornada promete barullo en las plazas porque habrá subasta de marisco, a pesar de ser lunes. Desde los mercados, los vendedores esperan que llegue el pelotón más grueso, los clientes que optan por servir el crustáceo recién llegado del mar. A 280 euros llegó a pagarse el sábado el kilo de percebe. En El Muro, saben que lo último se venderá para el mercado interior y casi todo será por encargo.

Los coruñeses ultiman sus compras en una jornada de tráfico intenso