El difícil balance entre el ataque y la defensa

Las jugadoras del Zalaeta hacen una piña durante un partido de esta temporada | patricia g. fraga
|

El parón navideño es tiempo de balances. Y más cuando la Superliga femenina 2 de voleibol ha llegado a su ecuador. Precisamente en el ecuador del grupo A se encuentra el Autos Cancela Zalaeta, sexto clasificado, con cinco equipos por arriba y otros cinco por abajo.

Con mejores sensaciones que resultados, el equipo coruñés ha llegado a la mitad de la competición con cuatro victorias y seis derrotas. Llama la atención el difícil equilibrio entre el ataque y la defensa.

El conjunto de Jorge Barrero es uno de los más anotadores: suma 850 puntos, sólo superado por el incontestable CV Madrid (903), líder de la categoría, y el Sestao (863), cuarto clasificado después de vencer al Zalaeta hace una semana.

“Fue un partido muy igualado, con el saque y en ataque hicimos las cosas bien, pero en defensa no estuvimos al nivel requerido para poder ganar. En las Navidadeas tenemos que trabajar en ese aspecto para mejorar de cara a la segunda vuelta”, recordaba el técnico.

Y es que es en la defensa donde flojea el Zalaeta. Curiosamente suma los mismos puntos en contra que a favor (850), pero sólo dos equipos han encajado más: también el Sestao (884), que ha encontrado el equilibrio y es cuarto, y el Arona (921), antepenúltimo clasificado.

Una de las principales culpables del buen rendimiento ofensivo del Zalaeta es su opuesta, Alba Quirós, canaria de nacimiento aunque criada en A Coruña. Con 181 puntos (27 de saque y 10 de bloqueo) es la segunda mejor jugadora en su puesto según el ránking de la propia Federación.

En defensa y en los momentos igualados es donde peor lo pasa el equipo herculino, que ha llegado al parón navideño y al final de la primera vuelta con una racha de tres derrotas. Tiene tiempo para encontrar el balance necesario y preparar su próximo partido: el 23 de enero ante el Rivas.

El difícil balance entre el ataque y la defensa