El precio de los pisos sigue al alza y se dispara con respecto al resto de Galicia

El Ideal Gallego-2019-09-22-003-5472a9a2
|

La demanda de vivienda en venta en A Coruña sigue al alza y esto está provocando que los precios, que habían tocado fondo hace unos años debido a la crisis, no dejen de crecer. El segundo trimestre del año se cerró con el metro cuadrado 100 euros más caro que en el mismo período del año pasado y la subida también se nota cada tres meses, aunque sea más asumible para los bolsillos, por lo que A Coruña se está distanciando mucho en costes en relación al resto de municipios gallegos que analiza el departamento de Vivienda del Ministerio de Fomento.

El coste medio que pagaron los compradores por transacciones inmobiliarias realizadas en la ciudad entre los meses de abril y junio fue de 1.625,4 euros el metro cuadrado. En esa estadística entra la valoración media que se ha hecho entre casas nuevas y de segunda mano, de manera que un hogar normal de unos 90 metros cuadrados en un barrio intermedio –en poder adquisitivo y ubicación–  del municipio, salió por 146.286 euros. 

Esto siempre teniendo en cuenta que en su mayoría los que bajan el cómputo global son inmuebles ya usados, lo que requiere también una importante inversión en tareas de rehabilitación y en la realidad dispararían la cuantía final gastada. 

Aún así la cifra no parece excesivamente alta para A Coruña, pero hay que tener en cuenta que hace unos años estaba mucho más baja y que, sin ir más lejos, en el segundo trimestre del año pasado el coste habitual ascendía a 1.525,9 euros. 

En años como 2011, cuando se iban a terminar algunos beneficios fiscales para los compradores, hubo un boom de demanda entre los pequeños ahorradores y los precios se dispararon más. Pero esa burbuja se pinchó y las tasaciones pasaron a un nivel más bajo, hasta que ya en 2017 y 2018 empezaron a remontar de nuevo. 

Incremento de diferencias
La evolución se detecta mejor en los períodos interanuales dado que, si se establece una comparativa entre los meses de enero, febrero y marzo y abril, mayo y junio del ejercicio en curso el cambio es solo de tres euros arriba. 

Entre las grandes ciudades gallegas, el valor que se está dando a los activos inmobiliarios en A Coruña está cada vez más lejos del resto. Aunque en Ourense o Lugo aumentaron las exigencias de promotores o propietarios particulares para vender, lo cierto es que Vigo es la segunda localidad más cara y la media es de 1.404,6 euros el metro cuadrado. 

El espacio es aún mayor a la hora de comparar lo establecido para hogares de menos de cinco años de antigüedad. El metro cuadrado aquí está a 1.942,7 euros y, en Vigo (la única otra localidad de la que Fomento facilita números) a 1.537,4 euros. 

Esto se debe, lógicamente, a que pese a la crisis en la urbe olívica se permitió construir un poco más que a nivel local. No obstante, sí hubo operaciones en los nuevos edificios del polígono residencial de Náutica y otras promociones sueltas en la ciudad pero no será hasta ahora, que se vuelve a acelerar la concesión de licencias por parte del Ayuntamiento, cuando las promotoras inmobiliarias retomen sus proyectos en la ciudad y soliciten unos permisos que anteriormente se les denegaron. 

Falta saber si eso servirá para frenar la subida ya que, curiosamente, al existir una mayor actividad constructiva en los últimos años y más stock de vivienda nueva, en Oleiros, Arteixo y Culleredo (los tres municipios pegados a la cabecera de comarca) las tarifas se rebajaron.

El precio de los pisos sigue al alza y se dispara con respecto al resto de Galicia