Padre Rubinos ya tiene el terreno en el que Amancio Ortega edificará el nuevo refugio

|

El Ideal Gallego-2011-05-03-011-b15f35b8

J.M.P. > a coruña
  La prueba irrefutable de que el de ayer fue un gran día para la Institución Benéfica Social Padre Rubinos era la excitación que transmitía la voz de su presidente, Eduardo Aceña. Hombre discreto y de apariencia extremadamente humilde, ayer dejaba escapar un suspiro de alivio y de emoción.
Tiene sus motivos. En un sencillo acto celebrado en las actuales instalaciones de la institución, Aceña estampaba su firma al lado de la del alcalde, Javier Losada, y la de la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez Marcote. El documento, un convenio, es el primer paso para que Padre Rubinos estrene sede.

El gran donativo > El complejo, que estará situado en la confluencia de la ronda de Outeiro con la carretera de Los Fuertes, pegada al barrio de Los Rosales, cuenta con una financiación de 25 millones de euros aportados por Amancio Ortega a través de la fundación que lleva su nombre.
El acuerdo suscrito ayer supone, además de la generosa aportación del empresario, la cesión por parte del Ayuntamiento de una parcela de 36.702 metros cuadrados, que quedará enmarcada dentro del proyecto de parque presentado ayer por Losada.
El alcalde destacó, como no podía ser de otra forma, el gesto del empresario textil. “La Fundación Amancio Ortega acomete una inversión sin precedentes en esta ciudad”, señaló. “Estoy feliz por el futuro que se le propone a Padre Rubinos”.
Según los cálculos de la gerencia de la institución benéfica las obras podrían comenzar inmediatamente después del verano, o incluso en pleno mes de agosto.
El nuevo centro, estará formado por una residencia gerontológica de 140 plazas, un centro de día para mayores con capacidad para 40 usuarios, una escuela infantil con 100 plazas para niños de 0 a 3 años, y un albergue de transeúntes, con 80 habitaciones, 200 plazas de comedor, enfermería, lavandería, duchas y entregas de ropa, salas de acogida y dependencias de educadores y voluntarios.
Con estas nuevas instalaciones, Padre Rubinos ofrecerá más de 1.200 asistencias básicas diarias. En cuanto a las actuales instalaciones, será un patronato el que decida su destino.

Padre Rubinos ya tiene el terreno en el que Amancio Ortega edificará el nuevo refugio