La Marea presenta un plan para iniciar las obras de Riazor en verano de 2018

Representantes del Ayuntamiento y del Deportivo se reunieron ayer en María Pita pedro puig
|

El Gobierno municipal presentó ayer una hoja de ruta para la reparación de la cubierta del estadio de Riazor según la cual los trabajos comenzarían antes del 30 de junio de 2018, unos meses más pronto de lo previsto por el Consistorio hace algunos días. El Ayuntamiento y el Deportivo se reunieron ayer, sin Xulio Ferreiro ni Tino Fernández, y acordaron consensuar el anteproyecto de remodelación así como todos los pasos a través de una mesa de seguimiento.

Los concejales José Manuel Sande y Xiao Varela propusieron a la entidad deportiva trabajar de manera conjunta en el anteproyecto, el cual quieren tener listo antes del 20 de mayo y de esta manera intentar que las obras estén licitadas antes de final de este año.

“Axustáronse todo o que puideron os prazos dentro dos marcos que nos permite a lei”, afirmó José Manuel Sande, edil de Deportes.


Si se cumplen estos plazos, se podría aprovechar el verano del próximo año para realizar la primera parte de los trabajos coincidiendo con las mejores condiciones climatológicas que se dan durante los meses estivales, así como la menor actividad deportiva en el estadio, alegó el concejal.

El coste de la obra, de unos siete millones de euros, será asumido en su totalidad por el Ayuntamiento salvo que haya otras administraciones dispuestas a colaborar en este proyecto, tal y como reconoció Xiao Varela.

buenas sensaciones
Mientras tanto, el consejero económico del Deportivo, Enrique Calvete, reconoció que las sensaciones extraídas del encuentro fueron “buenas”, aunque ahora el club deberá estudiar la proposición recibida.

“Tenemos que analizar los plazos, ver el tema con calma. A todos nos gustaría que en el plazo más breve posible estuviera en condiciones adecuadas, pero también es importante que sea una obra en condición, y eso conlleva tiempo. Los tiempos de la Administración son los que son y lo entendemos”, explicó.

Ambas partes quedaron en mantener un encuentro el 7 de marzo para seguir adelante con el trabajo conjunto. Mientras, acordaron intercambiar documentación con el mismo fin.

Tanto el Ayuntamiento como el Deportivo señalaron que la relación entre ambos es buena y que el cruce de declaraciones de los últimos días no supuso un enfriamiento.

“Todas as actuacións foron coordinadas co clube, nunca houbo distanciamento nin afastamento, senón unha liña común, consensuada”, explicó Sande, quien como hicieron Xiao Varela y Enrique Calvete, aseguró que “o primordial” en todo momento fue la seguridad de las miles de personas que acuden regularmente el estadio con motivo de los partidos del Deportivo.

La Marea presenta un plan para iniciar las obras de Riazor en verano de 2018