El grupo italiano Bolton se hace con el 40 por ciento de la conservera Calvo

La conservera Calvo tiene su sede en Carballo archivo ec
|

  El grupo conservero Calvo, con sede en Carballo, contará ahora en su accionario con la empresa alimentaria italiana Bolton, al hacerse el grupo trasalpino con el 22,2 por ciento que tenían las cajas NCG Banco, Banca Cívica y CCM Corporación, además de una participación, en torno al 18 por ciento, vendida por la familia Calvo, con lo cual pasa a controlar el 40 por ciento de la firma bergantiñana, aunque el mando seguirá en manos de los fundadores de la marca.

Las entidades financieras, que agrupaban a través del vehículo Ponto Inversiones el 22,2% del capital, desinvierten en esta operación “con plusvalías”, según se detalla en un comunicado que no desvela la cuantía de las mismas, al igual que la compañía no quiso cuantificar ni el precio de la operación ni el paquete accionarial que adquiere el grupo italiano.

NCG Banco firmó ayer la venta de su participación accionarial en la conservera Calvo, que era de un 11,1 por ciento, a la multinacional Bolton Group, propietaria de la marca de salsas Prima o la conservera italiana Rio Mare en alimentación y Omino Bianco o WC Net en cuidado del hogar, o Somatoline, entre otras

Según explicó NCG Banco, la operación forma parte de su plan de recapitalización y “se cierra con importantes plusvalías” con respecto al capital invertido por el banco con sede en Galicia.

NCG Banco estaba presente en el accionariado de Calvo a través de Ponto Inversiones, en la que también participaban Banca Cívica y CCM Corporación. La entidad gallega disponía del 50 por ciento de Ponto, mientras que Banca Cívica y CCM Corporación contaban con sendas participaciones del 25%.

Desde fuentes conocedoras de la operación, señalaron que siempre hubo interés por parte de las cajas de vender su paquete accionarial en la conservera en las “mejores condiciones”.

De hecho, la venta no supone “ningún cambio” en las estrategias de la empresa, puesto que se trata de una venta “minoritaria y de tipo financiera”.

En los últimos meses se especuló con la posibilidad de que tres firmas estuviesen interesadas en hacerse con una parte significativa de Calvo.

La más activa había sido la surcoreana Dongwonb Group, una de la más importantes en el mercado mundial del atún, en los que también lidera la conservera carballesa.

En concreto, los asiáticos pretendían hacerse con el 50 por ciento de la conservera gallega, algo que chocaba con el interés de la familia propietaria, que insistía en que solo estaba en el mercado la parte de las cajas, aunque finalmente se produjo una venta de un 18 por ciento a los italianos de Bolton.

Fundada a principios de la década de los 40 por la familia Calvo en Carballo, Calvo tiene una facturación cercana a los 500 millones de euros y unas ventas anuales de más de 900 millones de latas. Tiene presencia en Brasil, España e Italia, bajo las marcas Calvo, Gomes da Costa y Nostromo.

Ahorro Corporación y Arcano han actuado como asesores financieros de los vendedores en la operación y Vialegis Dutilth ha actuado como asesor legal. Rabobank y Rothschild han sido asesores financieros de Bolton Group, mientras que Uría & Menéndez ha sido su asesor legal.

 

El grupo italiano Bolton se hace con el 40 por ciento de la conservera Calvo