Las farmacias comienzan a instalar mamparas para protegerse del virus

El Ideal Gallego-2020-03-13-011-cfbe15f8
|

En la prevención contra el coronavirus, la mayoría se limita a seguir las normas básicas de higiene, incluso los profesionales de la salud, pero hay algunos que van más allá. Es el caso de la Farmacia Rioboo, en el número 180 de la ronda de Outeiro, donde ayer procedieron a instalar una mampara en el mostrador para prevenir posibles contagios entre el personal y los clientes. 

Pilar Rioboo, la titular de la farmacia, asegura que los clientes están muy preocupados por la propagación de la pandemia, y destacó la labor de los farmacéuticos. “Somos la primera línea de la comunidad sanitaria, y confían en nosotros”, explica. En las paredes de la botica se pueden ver algunos consejos como mantenerse a más de un metro de los clientes. En el suelo se pueden ver las líneas con las que pretenden reducir el riesgo de contagio por cercanía. 

Mascarillas agotadas 
“Muchos vienen a por mascarillas, pero no hay. Tenemos algunas reservadas, y para uso propio”, explica la farmacéutica, que usa guantes para recoger el dinero de los clientes.

Rioboo considera que deberían activarse también otras medidas. Ya ha enviado un correo electrónico al Ayuntamiento solicitando que se habiliten aparcamientos frente a las farmacias, porque son muchos los que estacionan en doble fila en su búsqueda de mascarillas, medicamentos y otros artículos relacionados como geles desinfectantes. 

Por el momento, por la farmacia no ha pasado casi ningún enfermo sospechoso de estar infectado, excepto un joven, que presentaba tos seca y fiebre, síntomas bastante reveladores. Él preguntó a Rioboo qué hacer y ella le recordó que lo primero era llamar al teléfono 900 400 116, que es el habilitado por la Xunta para consultas sobre el virus.

Las farmacias comienzan a instalar mamparas para protegerse del virus