Roberto Costas | “Será muy positivo cuando la fachada marítima esté relacionada con la ciudad”

Roberto Costas lleva tres años al frente del COAG en la ciudad | pedro puig
|

El presidente de la delegación coruñesa del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG) muestra su perspectiva acerca del futuro de la fachada marítima y el concurso de ideas que se presentó recientemente, las acciones que faltan por llevar a cabo en la Ciudad Vieja para la revitalización de una zona que lleva el ADN de la ciudad o la insuficiencia de las ayudas que se facilitan por parte de las administraciones para la rehabilitación de viviendas, un aspecto que señala que está al alza gracias a la iniciativa privada.

Lleva algo más de tres años al frente del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia en su delegación de A Coruña, ¿cómo está siendo esta etapa?
En líneas generales está siendo bastante buena. Entramos en esta junta directiva cuando estábamos tocando el fondo del pozo y hemos visto desde la directiva de la delegación cómo la actividad está remontando. Estamos haciendo todo lo que podemos por la profesión y para que vaya mejor.

¿Cuáles son los aspectos que están permitiendo que se produzca esta mejora en el ámbito de la arquitectura?
Ha pasado ese ciclo. Si hablamos de la teoría de ciclos, hemos pasado ese largo ciclo negativo y ahora estamos en la recuperación de un ciclo al alza en lo económico, parece que en general la economía está remontando un poco. Todo ello al margen de que en condiciones sociales se está mejorando.

Uno de los asuntos de mayor relevancia para la ciudad es el futuro de la fachada marítima. ¿Por dónde consideran desde el colegio que pasa el futuro de estos terrenos portuarios que podrían ser liberados?
Pienso que el futuro próximo pasa primero por este concurso de proyectos, que aparece como ilusionante, y que su objetivo parece que es que dé como resultado propuestas de equipos de técnicos e ingenieros que den un proyecto para esa gran oportunidad, ese gran regalo que es esa parte de la fachada marítima. Parece que se plantea de una manera muy abierta pero guiada hacia temas como la sostenibilidad, la integración ambiental y la movilidad urbana e interurbana. Los usos podrán cambiar o ser los mismos y añadiendo alguno nuevo, se abre un gran espectro de posibilidades, ese es el futuro. Formalmente no me lo puedo imaginar, pero seguro que saldrán buenas ideas de ahí.
Dentro de ese abanico de posibilidades, ¿ve alguna que entiendan que no puede faltar de ninguna manera?
A bote pronto se me ocurre la conexión de esa parte del litoral con la urbe, será muy positivo cuando ese borde se relacione con la ciudad, cuando se gane para la ciudad. 

Desde el Gobierno municipal les ofrecieron la posibilidad de formar parte del jurado que valorará los proyectos que se presenten a este concurso de ideas, ¿ya han aceptado?
Proponen que haya dos representantes de nuestro colegio y ahora estamos valorándolo. Estamos muy agradecidos por la invitación que nos han hecho y estamos estudiando las bases en estos momentos.

En estos últimos meses se habla mucho del asunto y en diferentes ámbitos, ¿cómo ven la evolución que está teniendo?
Poniendo como punto de partida esos convenios de 2004, parece que hay un gran consenso, del que formamos parte, y es que hay que hacer una revisión de eso porque cambiaron las condiciones. Si cambiaron las condiciones, parece lógico hacer esa revisión, parece que hay un amplio consenso aunque no sea unánime, y nosotros opinamos también eso. Hay que darle una vuelta a los convenios, en este proceso para el que hay un concurso de ideas va a haber cinco ganadores y luego una consulta popular. Está bien que los ciudadanos, aparte de votar cada cuatro años, que por el medio tengamos oportunidad de opinar sobre cómo queremos que se haga la ciudad. Está bien que se pueda abrir el debate, es muy sano que en esta ciudad y sobre una parte tan importante como el borde litoral, la ría, a la que hemos dado la espalda, que haya una aportación de la ciudadanía.
Algo que ya se convirtió en una realidad es la segunda fase de peatonalización de la Ciudad Vieja, que se llevó a cabo hace un mes y medio ¿qué les parece el plan para esta zona?
Es un paso muy importante y que había que dar, es un paso más para poner en valor el origen de esta ciudad, el germen de A Coruña, en el que está el ADN de esta ciudad. Nunca se puso suficientemente en valor, y este es un paso importante, claro que no es el último, pero sí un paso para ponerlo en valor y todavía quedan más actuaciones. Quedan actuaciones de reurbanización, de impulso de la rehabilitación desde la Administración, ayudas, evitar la gentrificación y que acabe convirtiéndose solo en un barrio en el que vivan solo los que se lo puedan permitir. Es un paso intermedio, quizá el primero, sin entrar a valorar temas de aparcamiento u otros, al final es la intención que se tiene.
Hasta ahora las actuaciones en el casco histórico se centraron en la movilidad, pero quizá falte por abordar la parte de meterse con los elementos que conforman la Ciudad Vieja.
Ese es otro paso, hay que favorecer que haya servicios de todo tipo como educativos, acceso a la vivienda y a la rehabilitación, ayudas para la rehabilitación o mejorar la reurbanización de las calles.

Otro asunto con bastante trascendencia en la ciudad es el futuro del edificio Conde de Fenosa, aunque a ustedes no les afecta directamente ya que es un tema que está judicializado. ¿Qué les parece lo que está sucediendo?
Desde el Colegio de Arquitectos podemos decir que es un tema que está judicializado y que ha tenido varias sentencias, pero nosotros no tenemos mucho que opinar precisamente por ello. Si no me equivoco se propone restablecer la situación original, pero es difícil hablar de arquitectura y de esa sentencia, valorar la arquitectura que hay a día de hoy y la que había antes creo que no es un debate que haya, al menos no es de carácter arquitectónico, es un debate de carácter legal. Los arquitectos podemos aportar poco o nada a un tema legal y no debemos sacarlo de ahí y meter más variables.

¿Cómo se ven desde el colegio las subvenciones municipales destinadas a la rehabilitación de edificios?
Siempre se puede y se debe mejorar. No solo de ayudas de carácter municipal, también a nivel autonómico y estatal, hay que favorecer, hay que invertir en un sector, no solo de la construcción, sino que en la ciudad hay que rehabilitar mucho, hay muchos edificios que se están abandonando muchas veces por falta de esos incentivos desde la Administración. Hablando de la ciudad, hay que impulsar más eso, hablando del sector, le vendría muy bien porque mueve mucho la economía y sostiene a tantas familias. Hablando de la gente que vive en esos edificios y del sector hay argumentos más que de sobra para pedir más subvenciones de todas las administraciones, es necesario.
Menciona que hay muchos edificios que se están abandonando en la ciudad. ¿Cómo sería una visión general de la ciudad en referencia a este aspecto?
Está en una línea ligeramente ascendente pero no por la iniciativa pública, sino por la iniciativa privada. Desde hace algún tiempo estamos viendo muchas vallas de obra, andamios, hay más movimiento pero por iniciativa particular. Hay demanda y necesidad, eso se ve que está remontando un poco aunque repito que las ayudas de la Administración son muy necesarias para que pueda ir mejor. Si las administraciones acompañasen, la situación podría ir mucho mejor y la gente que vive en esas casas lo podría notar mucho más también. Hay casos de Ciudad Vieja y de Pescadería, pero también en el resto de barrios de la ciudad, de necesidad de rehabilitación y que con ese pequeño impulso se notarían las mejoras. l

Roberto Costas | “Será muy positivo cuando la fachada marítima esté relacionada con la ciudad”