El líder huele el ascenso

Deporte Campeón-2014-04-14-006-5bf8fa5c
|

 

El Deportivo derrotó al Recreativo en Riazor en un partido muy completo que mereció acabar con un saldo más favorable. De principio a fin, aprovechando los vientos, el equipo de Vázquez fue muy superior a un rival que queda casi apeado de la lucha por el ascenso directo. Después de un par de intentonas sin mucho acierto llegaba la primera ocasión blanquiazul y no podía acabar mejor. En una presión alta, sobre el área onubense, Juan Carlos robaba la pelota en un error de Menosse, entraba en la zona de castigo y levantaba la pelota sobre el meta rival para batirlo y anotar un gol que levantaba el ánimo en un ya de por sí bullanguero Riazor. Minuto 5, 1-0 para el Depor y un arranque de partido esperanzador.
El Recre encajó el golpe e intentó jugar desde atrás. A pesar de no tener mediocentros defensivos específicos el equipo blanquiazul no tuvo miedo a defender cuando hacía falta. Con el talento desplegado por Vázquez en el campo se esperaban acciones de calidad que pudieran dar el segundo tanto. El ‘decano’ tuvo su primer disparo a puerta, que se marchó fuera, a los 21 minutos. Muestra del control que aplicaba al encuentro el Depor. A lo suyo, los de Vázquez no se volvieron locos tras marcar e intentaron acabar las jugadas para no conceder contras. Sissoko mandaba la pelota desde la banda a Borja, que no llegaba por muy poco a un centro largo en la siguiente jugada. El partido se volvía a perder en el medio del campo y ahí el Depor era superior. Sólo los errores podían crear peligro. En el 25 el Recre mandaba una falta al corazón del área para que despejara Lux de puños. No había más argumentos ante la presión de los deportivistas. Sissoko despertó el partido superada la media hora con dos regates y un balón a Laure que voló en un centro a Borja, cuyo complicado remate acabó en las manos de Cabrero.
En el 33 el Deportivo tuvo una ocasión tan clara de marcar que no se la creyó ni el propio Juan Carlos. En un robo de pelota se quedó  ‘casi’ solo ante el portero pero se le echaron encima dos defensas y solo pudo pasarla a Borja Bastón, que la mandó fuera. El dominio blanquiazul era claro, en el marcador, en el control del partido y en las ocasiones de gol, ya que los andaluces no llegaban a puerta.
Luisinho probó fortuna con un disparo lejano que se fue alto en el 39. El Depor quiso trenzar jugadas hasta el final de la primera parte pero el marcador no se movió. Con la mínima ventaja, que debiera haber sido de más goles, se llegó al descanso.
La segunda parte empezó con un claro penalti a Lopo que el colegiado no señaló tras ser derribado en el área. ‘Compensó’ con una amarilla a Laure, que pudo ser roja por cortar una jugada siendo el último futbolista blanquiazul. Los siguientes minutos fueron una especie de batalla con un choque entre Jesús Vázquez y Juan Domínguez y una dura entrada de Toño sobre Sissoko. El Recre parecía más espabilado que en la primera parte y Vázquez pedía la misma intensidad a los suyos que en los primeros 45 minutos. En el 54 Borja mandaba alto un centro de Seoane. El Depor volvió a controlar el partido y Sergi Barjuán realizó su primer cambio dando entrada a Ezequiel, que intentó jugadas de ataque. Una de ellas provocó un córner que acabó con un disparo suyo desde la frontal sin problemas para Lux.
Vázquez también hizo sus cambios. Dio entrada a Antonio Núñez e Ifrán. En el 68, el segundo remataba un centro medido del primero para conseguir el 2-0. En la siguiente jugada Morcillo veía la segunda amarilla y  el Recre se quedaba con diez jugadores. El Deportivo cerraba el encuentro. A partir de entonces el equipo coruñés ‘se gustó’ y gustó a Riazor jugando alegre, sabedor de que el trabajo estaba hecho. Pudo llegar la sentencia en dos ocasiones pero la pelota no quiso entrar. Mientras tanto Riazor coreaba ‘es de Primera, el Depor es de Primera’. Así acabó la fiesta. Con triunfo, alegría y oliendo ya el ascenso.

El líder huele el ascenso