Alejandro Fernández trae México al Coliseo en una noche con mariachis

El artista actuó en el multiusos por tercera vez | pedro puig
|

Alejandro Fernández pisó por tercera vez el Coliseo para llevar su energía por los senderos del pop y la ranchera en un concierto en el que le puso lazo a “Rompiendo fronteras”, su último trabajo. El mexicano hizo un repaso de sus anteriores discos también y sacó a pasear perlas como “Estuve” o “Para sacarte de mi vida”, y en definitiva le dio al público lo que el público quería escuchar.
Los suyos acudieron en masa al multiusos coruñés, haciendo que se rozase el lleno, y aumentando la temperatura; tanto que hacían falta abanicos. Entregados desde el primer minuto en que el cantante pisó el escenario corearon “Estuve” para empezar una noche en la que él pidió que no cantaran, sino que gritaran esa de “Si supieras”.
Tras una presentación en la que celebró estar en su “Coruña querida, que siempre llevo en el corazón” y prometió una noche “espectacular”, sonaron confesiones como “Qué voy a hacer” y que “Hoy tengo ganas de ti” porque, como dice la letra, “Me hace tanto bien” que el músico no puede dejar de producir.
El que cambió edificios por canciones les regaló baladas que son himnos como “Me dediqué a perderte” y junto a él, se subieron al escenario sus mariachis que trajeron al país del picante a escena con un toma y daca de estribillos conocidos por todos como “Mátalas” o “Tantita pena”. Sombrero en ristre, Fernández le hizo guiños a su tierra sobre un tatami donde también se vieron banderas de compatriotas, que rompieron fronteras como Fernández para homenajear entre todos a Juan Gabriel y cantar “El Divo de Juárez”. De esta forma, el Día de Galicia tuvo acento cantarín y tendió un puente para conectar con el otro lado del charco. l

Alejandro Fernández trae México al Coliseo en una noche con mariachis