El contagio de Trump da un vuelco a la campaña a tan solo un mes de las elecciones

Washington (United States), 11/09/2020.- (FILE) - US President Donald J. Trump (L) and First lady Melania Trump (R) return to the White House, in Washington, DC, USA, on 11 September 2020 (reissued 02 October 2020). According to media reports, US Presiden
|

El positivo por Covid-19 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado un vuelco a su campaña electoral a un mes de las elecciones, al interrumpir el frenético calendario de mítines del mandatario y centrar la atención en la pandemia justo cuando más le interesaba minimizarla.

Trump confirmó la madrugada del viernes que tanto él como la primera dama, Melania, habían dado positivo por coronavirus, y la Casa Blanca reveló horas después que ambos tienen “síntomas leves” de la enfermedad, y planean guardar cuarentena en su residencia presidencial.

“El presidente tiene síntomas leves (...) y sigue no solo con buen ánimo, sino con mucha energía. Hemos hablado varias veces esta mañana. Como cada mañana, me ha comunicado las cinco o seis cosas que quiere que haga”, dijo el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, en declaraciones a los periodistas.

 

Síntomas de un resfriado

Los síntomas de Trump son parecidos a los de un resfriado, según las fuentes citadas por varios medios estadounidenses, entre ellos The New York Times, que aseguran que los asesores del presidente notaron que parecía exhausto el miércoles por la noche, cuando concluyó su mitin en Minesota.

Trump se enteró el jueves al mediodía de que su asesora Hope Hicks -con la que había viajado el miércoles en el helicóptero Marine One- había dado positivo por Covid-19, pero siguió adelante con su agenda del día.

La noticia obligó a someter a tests a numerosas personas que estuvieron en contacto con el presidente en los últimos días, incluido el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, quien compartió escenario con Trump durante el debate del martes en Cleveland (Ohio).

Tanto Biden como su esposa, Jill, dieron negativo en el test que se hicieron el viernes por la mañana, informó en un comunicado el médico de ambos, Kevin O’Connor.

En un tuit, el exvicepresidente deseó una “rápida recuperación” a Trump y la primera dama, y afirmó que seguirá “rezando por la salud y seguridad del presidente y su familia”.

 

Pence, negativo

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y su esposa, Karen, también dieron negativo, un factor importante puesto que, si Trump llegara a quedar incapacitado por el coronavirus, sería su “número dos” quien tomaría temporalmente las riendas del país, según la Constitución.

Varios miembros del gabinete de Trump también se hicieron la prueba y dieron negativo, al igual que la jueza que el presidente acaba de nominar para el Supremo, Amy Coney Barrett, y los dos hijos del mandatario con los que más está en contacto: Barron e Ivanka, así como el marido de ésta, Jared Kushner.

 

Cancelación de actos

El diagnóstico de Trump le obligó a cancelar el mitin que tenía programado este viernes en el estado clave de Florida, y dinamitó la estrategia con la que su equipo de campaña planeaba estrechar la ventaja que Biden lleva al presidente en muchos estados clave.

El candidato republicano tenía previsto multiplicar en las próximas semanas sus viajes a los estados donde hay más en juego, en los que ya había empezado a programar mítines en espacios cubiertos, con cientos de personas agolpadas en el público, para transmitir su mensaje de que lo peor de la pandemia del coronavirus ya ha pasado.

La enfermedad obligará ahora a Trump a permanecer confinado en la Casa Blanca durante al menos dos semanas y dificultará sus esfuerzos de distraer la atención de la pandemia, apenas tres días después de que el presidente se burlara de Biden en el debate por llevar mascarilla.

El impacto en la campaña puede depender de si sus síntomas empeoran, algo que muchos expertos en salud no descartan ya que, como varón de 74 años que padece de obesidad, reúne al menos tres factores de riesgo

No está claro quién contagió a Trump, porque además de Hicks, hay al menos otras dos figuras cercanas al mandatario que han dado positivo: la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC, secretariado del partido), Ronna McDaniel, y el senador Mike Lee.

McDaniel estuvo con Trump en un acto de recaudación de fondos el viernes y supo este miércoles que tenía Covid-19, mientras que Lee asistió el sábado a un acto de en el que Trump anunció la nominación de Barrett.

El contagio de Trump da un vuelco a la campaña a tan solo un mes de las elecciones