Los colegios profesionales se rebelan contra la prohibición de que los jubilados ejerzan

|

El Ideal Gallego-2011-06-29-017-d6f2ce36

r.l. > a coruña
  Los colegios de profesiones liberales coruñeses se han puesto en pie de guerra. Tal y como anunció el ejecutivo central el próximo 1 de julio entrará en vigor una orden del Ministerio de Trabajo que anula la posibilidad de los profesionales liberales de ejercer tras la jubilación, una polémica decisión que ya ha sido puesta en entredicho por las instituciones colegiales, que ya han presentado varios recursos para evitar lo que consideran una vulneración de sus derechos como trabajadores. Parece que la presión ejercida desde los colegios profesionales de abogados, médicos, veterinarios o ingenieros podría servir para frenar la decisión del Gobierno.
Al parecer, podría quedar anulada en el Senado tras la enmienda pactada por PSOE, PP y CiU que dejaría sin efecto la normativa estatal. De ser así permitiría a los profesionales liberales seguir disfrutando de la jubilación pública aunque se mantengan en activo.
Los colegios profesionales de Arquitectos, Médicos o Abogados coinciden en señalar que se trata de una medida injusta de “dudosa legalidad” que vulnera los derechos de cualquier trabajador a desarrollar su profesión. Hasta el momento los profesionales de estos sectores podían percibir la pensión de jubilación y continuar ejerciendo por cuenta propia.

Ahorro > Con el objetivo de ahorrarse un buen capital en jubilaciones, el Gobierno el Gobierno publicó en mayo, en el Boletín Oficial del Estado, una orden, la 1362/2011, que establece la incompatibilidad, a partir del 1 de julio, de percibir la pensión de jubilación del sistema de la Seguridad Social con la actividad desarrollada por cuenta propia.  El ejecutivo se escudaba en el ahorro de la Seguridad Social y en la creación de nuevos empleos, los que quedarían libres al jubilarse estos profesionales liberales. Sin embargo, desde los colegios coruñeses advierten de que la medida podría traer justo el efecto contrario.
Señalan que en el caso de que cierren sus negocios estos profesionales se perderían un buen número de puestos de trabajo. Un ejemplo al que recurren los médicos herculino, por ejemplo, son las decenas de consultas de carácter privado que generan cientos de puestos de trabajo en la ciudad. En el caso de que se vieran obligadas a cesar en su actividad, sus empleados no podrían hacerse cargo de estos negocios.
De todas maneras, el problema que se plantea ahora es que la posible anulación de la orden ministerial llegue a tiempo para  evitar los previsibles perjuicios a los afectados, dado que la normativa debería de entrar en vigor este mismo viernes.
Los colegios exigen que sea el propio Ministerio de Trabajo el que publique su anulación antes de que llegue al Senado con el fin de evitar los daños colaterales de una precipitada decisión, según los profesionales.

Los colegios profesionales se rebelan contra la prohibición de que los jubilados ejerzan