La Policía centrará la vigilancia en Navidad en zonas de ocio y hostelería de Galicia

Un Guardia Civil habla con una conductora en un control | cabalar
|

El Centro de Coordinación Operativo de la Provincia de A Coruña (Cecor), creado para el seguimiento de la lucha contra el Covid-19, acordó que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado centren su actividad en zonas de especial aglomeración ciudadana, como las de ocio y hostelería, informó la Subdelegación del Gobierno.

Para un mayor aprovechamiento de los recursos, Policía Nacional, Policía Local y Policía Nacional Adscrita a la Comunidad desarrollarán dispositivos conjuntos en las principales ciudades de la provincia, distribuyendo sus fuerzas en diferentes zonas y turnos, especialmente en horarios con una mayor concentración de gente.

Por su parte, la Guardia Civil centrará también su actividad en el control de la movilidad y cumplimiento de horarios, además de garantizar junto con policías locales el resto de normas de obligado cumplimiento.

Así se determinó en la reunión, en la que, de acuerdo a las características de estos días, se decidió que las fuerzas y cuerpos de seguridad intensificarán su presencia en las zonas comerciales y lugares de concentración de población, zonas de ocio, hostelería y centros comerciales.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, anunció que gran parte de la actividad policial estará centrada también en la obligación del uso correcto de las máscaras, tanto en espacios abiertos como cerrados, y en el control de concentraciones “innecesarias” de gente, teniendo en cuenta las restricciones para reuniones.

 

Aviso

Por su parte, el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, pidió ayer “sentidiño” para la celebración de Nochebuena y Navidad y volvió a insistir en que la recomendación principal es la de limitar los encuentros, con mesa y mantel, a cada burbuja familiar, y, si bien las cenas con otros familiares no están vetadas por el Gobierno, solicitó: “Aunque podéis ir, no vayáis”.

Desde ayer y hasta el próximo 25 de diciembre, Galicia permitirá la movilidad interior para desplazamientos por Navidad, independientemente de los cierres perimetrales en vigor que puedan existir en cada localidad.

En la comunidad, si se juntan dos unidades familiares, la cifra máxima autorizada será de diez personas, para respetar lo establecido en el plan elaborado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En el caso de que sean tres, lo permitido son seis personas adultas y un máximo de cuatro niños con edades no superiores a 10 años.  Con todo, el Gobierno gallego volvió a insistir en que preferiblemente solo estén juntos los que convivan bajo el mismo techo. Así, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apeló a la responsabilidad individual y avisó de que “el virus no va a coger vacaciones”.

“La responsabilidad individual debe ser fundamental, con mayor intensidad en estas fechas de mayor interacción social”, manifestó. Además, recordó que hay por delante varios festivos y un fin de semana: “Las vacunas parece que pueden empezar a llegar... y de todo el tiempo que llevamos nadado sería bueno no ahogarse al llegar a la orilla”.

La Policía centrará la vigilancia en Navidad en zonas de ocio y hostelería de Galicia