El PSC propondrá retrasar las elecciones del 14-F y acordar una nueva fecha con los grupos

El ministro de Sanidad y candidato del PSC a las elecciones catalanas, Salvador Illa, en un acto con socialistas catalanes | ep
|

El PSC propondrá en la reunión hoy en el Parlamento una alternativa al 14 de febrero para celebrar las elecciones catalanas, con el fin alcanzar un consenso con el resto de formaciones y poder votar antes de Semana Santa.

Hoy representantes del Govern y de las fuerzas con representación en el Parlamento deben decidir si se aplazan o no los comicios del 14-F ante la evolución de la pandemia de coronavirus en Cataluña tras las fiestas navideñas.

En la reunión, según confirmaron fuentes socialistas, el PSC modificará su posición, que hasta ahora era contraria a posponer las elecciones, y propondrá un aplazamiento de unas semanas, para alejar la fecha electoral del pico de contagios que prevé el Govern para las próximas semanas.

Según fuentes del PSC, ante la posibilidad de que el Govern sugiera retrasar los comicios hasta mayo o junio, los socialistas plantearán una propuesta con el fin de generar consenso en torno a una fecha más próxima al 14-F, de manera que los catalanes puedan ir a votar antes de Semana Santa.

 

Encuentro decisivo

Hoy se celebra una reunión a la que se llega sin unanimidad, ya que los posicionamientos favorables de sectores del Govern, Ciudadanos, los comunes y la CUP, a los que se unió a última hora el PSC, a estudiar un plan alternativo al 14-F chocan con las dudas del PPC y de voces de JxCat.

Desde el pasado martes, los miembros del Govern que han comparecido públicamente han evitado oficializar una propuesta de aplazamiento electoral, pero sí han preparado el terreno por si se acaba tomando esta decisión, a la vista del empeoramiento de los datos epidemiológicos en Cataluña tras las fiestas navideñas.

En una visita a la comarca de les Garrigues, la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, afirmó que, según diversos informes jurídicos, sería “viable y legal” aplazar los comicios del 14 de febrero y remarcó que “en estos momentos debe preocupar más la salud de los electores que el resultado de las elecciones”.

Budó destacó que tanto la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat como el Síndic de Greuges “ven viable y, por lo tanto, legal” un aplazamiento.

De hecho, un informe que la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat trasladado en septiembre al Govern ya avaló la posibilidad de que las elecciones fueran aplazadas por la pandemia. Ayer los partidos recibieron un informe del Departamento de Salud, que sostiene que el pico de contagios y de ocupación de las UCI llegará en vísperas del 14-F y que las elecciones tendrían lugar en la cresta de la ola.

En JxCat, en cambio, hay disparidad de mensajes entre miembros del Govern como Budó  y la candidata de Junts a la Generalitat, Laura Borràs, o el vicepresidente primero del Parlamento, Josep Costa, que manifestaron sus reticencias al aplazamiento

En las últimas horas también el PPC se desmarcó de la idea de aplazar el 14-F, creen que el informe presentado ayer por Salud no aporta nuevos motivos para posponer los comicios.

El PSC propondrá retrasar las elecciones del 14-F y acordar una nueva fecha con los grupos