El anticiclón divide a los coruñeses entre pasear al sol e ir a las rebajas

|

El comercio coruñés se tiñó de saldos después de que las cadenas y superficies que esperaron a pasar la Festividad de Reyes para quitarle euros a sus productos abriesen el sábado el período de rebajas. En este sentido, a pesar de que esta es siempre es una época fuerte para el comercio, el hecho de que muchos negocios las inicien antes del 7 de enero ha empezado a cambiar también los hábitos de los consumidores.
De esta forma, muchos compran ya los regalos de Reyes en establecimientos con productos rebajados, lo que hace que no se produzca después, en días como el de ayer, una avalancha de gente buscando el chollo de turno

En cualquier caso, las tiendas que empezaron antes de fin de año para aprovechar el tirón navideño y los que arrancaron 2016 con precios más baratos llegaban ayer al 70% en sus artículos, mientras que las que se incorporaban este fin se semana partían del 20% e incluso algunas marcaban su mercancía a la mitad del precio original.
La liberalización de las rebajas permite al sector fijar el comienzo y el final de sus ofertas y es por eso que la clientela se adapta a los nuevos tiempos. Pero las rebajas de invierno siguen teniendo tirón, en parte porque muchos reciben un aguinaldo de los Magos de Oriente que invierten en ropa y complementos, sobre todo los jóvenes.
Los que se lanzaron ayer a sacarle brillo a la tarjeta de crédito, se encontraron con mucha afluencia de compradores, sobre todo, al mediodía y a la tarde, cuando se pudieron ver a los consumidores en fila india delante del mostrador, si bien se notó la influencia del anticiclón, que restó compradores a los establecimientos en uno de los días de más ajetreo del año para los vendedores de las grandes áreas.

 

El anticiclón divide a los coruñeses entre pasear al sol e ir a las rebajas