Anova recuerda que el PSOE y Veciños obraban como un gobierno “caciquil”

El Ideal Gallego-2013-10-23-022-e0ea5d19
|

Los dos concejales no adscritos –y pertenecientes a la formación nacionalista Anova–, Antón Sánchez y Juan Fariña, han sido los siguientes en reaccionar a la noticia que se hizo pública el pasado viernes, como fue la ruptura del pacto de gobierno entre el PSOE y Veciños de Bergondo.
Tras escuchar tanto a los protagonistas de los hechos como las diferentes manifestaciones vertidas desde la dirección provincial del PP –en la persona de su secretario general, a su vez presidente de la Diputación, Diego Calvo–, los miembros de Anova no han dejado títere con cabeza y han tenido para todos.
Los nacionalistas criticaron toda forma de gobierno con os dos partidos que lo formaban desde 2011, ya que aseguraron que en estos dos años el Ayuntamiento “estivo paralizado, sen programa e sen levar a cabo os necesarios proxectos de avance”, entre los que citaron el PGOM, el saneamiento o el Reglamento de Participación Vecinal.
Pero no solo se quejaron de esa parálisis, sino que, “ademais de non avanzar o máis mínimo”, la gestión diaria de la administración local ha sido “moi deficiente”, estando caracterizada, subrayaron, “por un xeito caciquil de proceder”, donde los vecinos, “en vez de ter dereitos, ao que se pode aspirar é a favores ou dádivas”.
Por último, en lo que se refiere a las explicaciones ofrecidas tanto por socialistas como por la formación independiente, Anova espera que la ruptura del acuerdo se argumente “en base ao interese xeral da veciñanza e non en base a intereses partidistas, como se está a escenificar”.

dimisiones
Capítulo aparte en el comunicado de Anova mereció la mención que hace al PP y, en especial, a Diego Calvo, quien incluso llegó a pedir la dimisión de la alcaldesa, Alejandra Pérez Máquez, tras quedarse con solo cuatro concejales al frente del gobierno local. “É de subliñar que haxa algún grupo que só apareza ante a opinión pública cando se trata de loitar polo poder”, señalaron al referirse a los populares de Bergondo, de los que dijeron que en estos dos años ha permanecido  “desaparecido” cuando se trata de afrontar el día a día.
Y, de Calvo, tildaron su actitud de “arrogante exercicio de inxerencia en terreo alleo” al pedir la dimisión de la regidora cuando, a juicio de Anova, el que tiene que dimitir es él, “entre outros motivos pola nefasta xestión que fixo o organismo que preside –la Diputación– das obras inacabadas da estrada de Tatín a Moruxo, vergoña que os veciños soportan ata quen sabe cando”. n

Anova recuerda que el PSOE y Veciños obraban como un gobierno “caciquil”