La Marea encadena cinco meses por encima del límite de pago de facturas

El Gobierno local incumple este aspecto desde el pasado mes de abril | pedro puig
|

El Gobierno municipal encadenó en agosto el quinto mes consecutivo superando el límite permitido en el período medio de pago a proveedores y marcó el segundo registro más alto en lo que va de mandato al necesitar 54,76 días.

Este indicador económico hace referencia al plazo que transcurre desde la entrega de unos bienes o la prestación de unos servicios hasta que el Ayuntamiento procede al pago material de dicha operación.

El dato del pasado mes de agosto es el segundo más alto en los más de tres años de mandato, solo superado por el que se registró dos meses antes, en junio, cuando se alcanzaron los 57,27 días.


Mientras, la situación había descendido ligeramente un mes después, en julio, cuando la media que necesitó la administración local fue de 52,75 días. Hasta conocer el dato de agosto, el segundo más elevado en esta legislatura había sido el de mayo, con 54,42 días. 

El límite legal establecido por el Ministerio de Hacienda para hacer frente al período medio de pago a proveedores es de 30 días, aunque en María Pita se está superando desde el pasado mes de abril y solo estuvo por debajo durante el primer trimestre de este año. Desde el Gobierno local se explicó hace unos meses que los incumplimientos en el período medio de pago de facturas a los proveedores se debía a unas facturas que estaban pendientes de abonar y que hacían referencia a pagos que contenían reparos de la intervención municipal y que tuvieron que ser aprobadas por el pleno.

Esto no sucedió la primera vez que el Gobierno municipal las llevó al salón de plenos, aunque sí lo hizo en el segundo intento, que se produjo a comienzos del pasado mes de agosto. 

Esta aprobación implica que la situación debería comenzar a normalizarse en los próximos meses ya que tiene influencia sobre otros aspectos.
El principal son las Inversiones Financieramente Sostenibles, una serie de actuaciones que el Ayuntamiento puede llevar a cabo utilizando el remanente del presupuesto del año anterior siempre que cumpla diversos requisitos entre los que se encuentra estar por debajo del límite legal en el período medio de pago a proveedores en el último dato conocido. 

La gestión de las facturas municipales es un procedimiento complejo para el que es necesaria una alta coordinación entre los diferentes departamentos implicados en el proceso.

La Marea encadena cinco meses por encima del límite de pago de facturas