El área coruñesa vuelve a superar los 30 casos activos dos semanas después

El Chuac cumplió ayer diez días sin pacientes ingresados con el Covid-19 | pedro puig
|

Los casos activos en el área sanitaria de A Coruña y Cee vuelven a superar la treintena después de dos semanas situándose en valores inferiores y tan solo unos días después de detectarse el nuevo brote, con diez casos, en la localidad coruñesa de Betanzos.

Por lo tanto, el número de positivos por coronavirus activos a día de hoy son 31, cuatro más que en la jornada anterior, y doce más que hace una semana.

Después de que a principios de julio se lograra bajar desde los 70 casos activos a 24, en tan solo unos días, gracias a un elevado volumen de altas, y tras un ligero descenso en los siguientes días, esta cifra vuelve a aumentar ahora hasta los 31.

A pesar de este aumento, el número de personas con coronavirus en el área coruñesa que precisan de la atención presencial de los profesionales sanitarios sigue siendo de solo una. En concreto, y tal y vienen señalando las autoridades sanitarias desde que ingresara hace una semana, se encuentra en el HM Modelo. 

Por lo tanto, son 30 las personas que han dado positivo y que pasan la cuarentena establecida en sus domicilios, sin necesidad de atención hospitalaria.

Además, tal y como informaban en la jornada de ayer las autoridades sanitarias, se concedieron un total de tres altas, por lo que el número de nuevos positivos detectados sería de siete.

Por otro lado, ayer se cumplían diez días desde que el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) diera el alta al último de sus pacientes ingresados con el Covid-19. Se trataba de la primera vez que ocurría esto des de el inicio de la pandemia.

Sin cambios 
Además, las autoridades sanitarias no comunicaron ayer ninguna alteración en el brote detectado en Betanzos, por lo que seguirían siendo diez los casos detectados en la villa.

El pasado jueves se realizaron, en el punto instalado en el entorno del centro de salud, 60 pruebas PCR para buscar nuevos positivos. De estas, sólo se detectó un caso de coronavirus, pero las 59 personas restantes deberán mantener el aislamiento en sus domicilios, como mínimo, hasta el próximo martes, ya que se les realizó la prueba por haber podido estar en contacto con alguno de los casos que ya se habían confirmado.

Los diez positivos pertenecen a dos focos, uno de ellos, una unidad familiar, de cuatro convivientes en el mismo domicilio. Ambos focos, tal y como explicaba esta semana el gerente del área sanitaria de A Coruña y Cee, Luis Verde, podrían tener su origen en Cataluña, en concreto, en la localidad de Lleida y en otro municipio de la misma comunidad autónoma.

Debido a la detección de estos dos focos, los servicios sanitarios están rastreando todos los posibles contactos que hayan tenido las personas que han dado positivo, para poder hacerles test y saber el alcance real del brote. Por el momento, se han rastreado tanto contactos familiares, como laborales y de ocio, así como deportivos. En tan sólo dos días, miércoles y jueves, se realizaron más de 130 PCR, de las que salieron cuatro de los diez positivos detectados en Betanzos.

Residencias 
Por otro lado, según la información facilitada por el Servizo Galego de Saúde (Sergas), las residencias de servicios sociales de toda la comunidad solo albergan un caso de coronavirus.

Se trata de un caso e un centro de Burela, relacionado con el rebrote que ha precisado de la toma de nuevas medidas de restricción en varias zonas de la Mariña lucense.

Por lo tanto, los complejos residenciales de la ciudad coruñesa, y de su área metropolitana, continúan sin detectar nuevos casos, después de que este mismo mes se diera el alta al último trabajador contagiado de la residencia Santa Teresa Jornet, que llegó a ser uno de los focos de positivos que más preocupó en la ciudad, durante los peores momentos de la pandemia, en cuanto a número de casos se refiere.

El área coruñesa vuelve a superar los 30 casos activos dos semanas después