Banco Popular y Pastor abren una línea de 100 millones para el sector naval

Fotografía de archivo de una oficina del Banco Popular en A Coruña. EFE
|

Banco Popular y Banco Pastor han firmado hoy con la asociación de Pequeños y medianos astilleros en reconstrucción (Pymar) una línea de 100 millones de euros para astilleros, tanto de construcción como de reparación naval, y armadores.
Una línea que estará respaldada, a su vez, por el Fondo de garantías navales (FGN), que asciende en la actualidad a 64,7 millones de euros, lo que permite otorgar garantías para la construcción de buques hasta un importe global superior a los 250 millones de euros.
Se trata del segundo acuerdo de estas características que cierra Pymar con una entidad financiera, según ha detallado en rueda de prensa su director corporativo y financiero, Ricardo López, quien espera que este abanico de colaboraciones se pueda ampliar en el futuro.
El director general de Banco Pastor, Antonio Pérez, ha significado que este acuerdo "refrenda el apoyo que históricamente" viene prestando esta entidad y también el Popular al sector naval tanto en País Vasco como Asturias y Galicia.
Ha incidido en que la entidad "nunca" ha dejado de dar crédito y en que ahora es el momento de rubricar esta línea de 100 millones en vista de que el sector "está resurgiendo de los malos momentos" de los últimos ejercicios.
Pérez se ha referido a que "se ha aclarado" la situación de astilleros que "han pasado por dificultades" y a la propia demanda de financiación para operaciones ahora en fase de negociación, con lo que "tienes que estar preparado", ha dicho, para tener la "capacidad de empezar a prestar".
El director corporativo y financiero de Pymar ha recordado que ya se han firmado en España con la nueva herramienta fiscal, el llamado tax-lease, 13 contratos de construcción de buques, ninguno de ellos en Galicia, por valor de 340 millones de euros, y, sin ese instrumento, otras 20, cinco de ellas en la Comunidad gallega.
Ricardo López ha recalcado que las expectativas para el naval gallego "son buenas" para 2015, y ha confiado en que "a corto plazo" se cierren operaciones.
Ha cifrado entre ocho y diez los encargos que negocian en estos momentos los astilleros gallegos, de los cuales "saldrá alguno", ha señalado.
El directivo de Pymar ha recalcado que el nuevo tax-lease, que cuenta con "plena seguridad jurídica", "empieza a ser conocido" por la banca y por los armadores, y ha confiado en que la resolución del expediente abierto por Competencia al anterior sistema se resuelva a mediados de este año "con buenas noticias".
En todo caso, ha significado que el anterior tax-lease "no es obstáculo" para poder "seguir avanzando".
Respecto a la depreciación del petróleo, ha considerado que es "muy pronto" para saber qué efectos tendrá sobre la construcción de buques relacionados con la actividad extractiva, aunque ha admitido que la contratación de este tipo de buques se puede ver ralentizada.
López ha subrayado también que con esta coyuntura "se abren nuevas oportunidades" para los astilleros, ya que la bajada del precio del crudo beneficia a otros nichos de mercados para el naval como el transporte marítimo o la pesca.
Lo importante, han manifestado el directivo de Pymar y el director general de Banco Pastor, será la capacidad de flexibilidad de los astilleros para no especializarse en un único tipo de buque.
Respecto al "parón" experimentado por el naval gallego tras el pasado verano, López ha comentado que el precio del petróleo puede haber tenido su incidencia, pero que también hay que tener en cuenta que los "complejos" procesos de contratación, en los que se compite "con los mejores del mundo", llevan "un tiempo".

Banco Popular y Pastor abren una línea de 100 millones para el sector naval