El viento extiende por las calles la basura que no se recogió durante la Nochebuena

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-26-005-2b5c19fc
|

Como cada 25 de diciembre, los contenedores amanecieron ayer cubiertos de basura ya que esta es una de las noche del año en que no funciona el servicio municipal de recogida. Pese a las recomendaciones del Ayuntamiento de que se evite en la medida de lo posible tirar residuos es precisamente esa noche cuando más desperdicios se generan. Se bajan los restos orgánicos de comida, así como las cajas y papeles de los regalos de Navidad.
A esta situación se unieron este año otros dos factores. Por un lado el viento y la lluvia, que se encargaron de extender y deshacer por las calles los restos depositados junto a los contenedores.
Además, en algunos de los viales de la ciudad se acumularon dos noches sin recoger los residuos. En momentos de temporal extremo los trabajadores de Cespa no pueden retirar las islas de contenedores soterrados, ya que la operación se realiza con un brazo mecánico. Así, ya en la noche del 23 al 24 se dejaron algunos depósitos sin vaciar que se unieron a la del 25.

El viento extiende por las calles la basura que no se recogió durante la Nochebuena