La última bala de Contador

|

“Lo digo contento, no lo digo con pena. Es una decisión que he pensado muy bien y no creo que haya mejor despedida que en la carrera de casa”. Así anunció Alberto Contador su retirada. Efusivo y sonriente, con un vídeo en las redes sociales, confirmó su presencia en la próxima Vuelta a España, del 19 de agosto al 10 de septiembre. Será la última carrera del madrileño en una trayectoria con luces y sombras. El palmarés no engaña: se va con siete ‘grandes’, las mismas que Indurain o Coppi.
Contador cumple 35 años en diciembre. El tiempo pasa para todos. Incluso para aquel    chaval imberbe que bailaba sobre su bicicleta y que en 2007 ganó su primer Tour por sorpresa. Fue el ‘boom’ de una promesa que ya había logrado una docena de victorias desde que pasó a profesionales en 2003. Por el medio, un terrible susto –el cavernoma cerebral que sufrió durante la Vuelta a Asturias en 2004– y las primeras sospechas –la implicación de su equipo, el Liberty de Manolo Saiz, en la Operación Puerto–.
Desde aquella inesperada victoria en el Tour, espantada de Rasmussen mediante y defensa a ultranza en la crono final ante Evans, Contador ascendió al olimpo ciclista con seis victorias  consecutivas en grandes vueltas. Al Tour 2007 añadió el Giro y la Vuelta en 2008, los Tour de 2009 y 2010 y el Giro del 2011. Soportó el veto al Astana en Francia, se reveló en la vuelta de Armstrong y aguantó los ataques de Andy Schleck, su gran rival de siempre.
Le derrumbó un positivo por clembuterol. Aquellos irrisorios picogramos del ya famoso fármaco broncodilatador que se hallaron en su sangre durante un control en el Tour del 2010 emborronaron el palmarés de Contador, que se defendió con los mejores expertos y el apoyo de las instituciones españolas. La UCI no se tragó la excusa del chuletón y le quitó sus últimos triunfos en la ‘Grande Boucle’ y en la ‘Corsa Rosa’.
Contador cumplió dos años de sanción con carácter retroactivo y en la Vuelta 2012 volvió para ganar con su ya mítico ataque camino de Fuente Dé. La leyenda se hizo más grande. Ya nunca volvió a subir al podio en París, pero repitió triunfos en la ronda española (2014) y en el Giro (2015).

Cuesta abajo
El pinteño ha llevado su decadencia con cierta elegancia, ataques imposibles y una cobertura mediática sin igual. Con sus contradictorias declaraciones se ha ganado tantos seguidores como detractores.  No deja a nadie indiferente.
No es la primera vez que Contador anuncia su retirada. Y siempre ha defendido que quiere dejar el ciclismo en lo más alto. En la próxima Vuelta lo tendrá difícil. Froome, al que solo ha derrotado en la ronda española del 2014, Nibali, Aru, Bardet y otros tantos vueltómanos quieren la gloria. Será la última bala del ‘pistolero’. l

La última bala de Contador