El Govern no tiene fecha para las elecciones anticipadas que había anunciado Quim Torra en enero

GRAF6773. BARCELONA, 27/04/2020.-Meritxell Budó, consejera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat de Catalunya, durante la rueda de prensa ofrecida hoy lunes en Barcelona. EFE/Generalitat de Catalunya/No ventas/Solo uso editorial.
|

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, aseguró ayer que el Ejecutivo catalán no tiene sobre la mesa ninguna fecha para celebrar unas elecciones anticipadas porque el coronavirus “también ha dado un vuelco al futuro escenario electoral”.

Lo dijo en rueda de prensa telemática al ser preguntada por si el Govern prevé elecciones después de que el Parlament haya aprobado los Presupuestos de la Generalitat de 2020.

Torra anunció a finales de enero y tras una crisis entre los socios del Govern que fijaría la fecha de los nuevos comicios catalanes una vez aprobadas las cuentas, pero la crisis sanitaria ha cambiado este planteamiento, como ya reconoció el mismo Torra.

Budó ha sostenido que el coronavirus “es una situación sobrevenida que lo ha cambiado todo”, de manera que también ha modificado los planes electorales, y ha afirmado que la única prioridad del Govern es trabajar para hacer frente a la pandemia y a su impacto económico y social.

“En este momento el presidente Torra y el resto del Govern estamos concentrados en esta lucha contra la pandemia. Es una situación sobrevenida que lo ha cambiado todo. Y como lo ha cambiado todo, también ha dado un vuelco al futuro escenario electoral. Por tanto, en estos momentos no tenemos sobre la mesa ninguna fecha concreta para celebrar estas elecciones”, subrayó.

 

País Vasco

Mientras, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, aseguró que la mesa de partidos convocada el próximo día 30 por el lehendakari, Iñigo Urkullu, pretende dar respuesta “al mayor problema político” de Euskadi, que es celebrar las elecciones autonómicas que se pospusieron por la pandemia del coronavirus. En esa línea, dijo que “una opción es hacerlas en julio, y la otra es no hacerlas en julio y, si la situación se tuerce, tener que prolongar esta anómala situación hasta que se descubra la vacuna, quizá hasta la próxima primavera o verano”.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, propuso el pasado viernes la posibilidad de convocar las elecciones al Parlamento Vasco para el mes julio, cuando se prevé que el riesgo de contagio por el coronavirus esté en sus tasas más bajas, y emplazó a analizar la fecha de comicios en una mesa de partidos el 30 de abril. Según destacó, “la dimensión” de la crisis demanda contar, “cuanto antes”, con un Parlamento “plenamente constituido y un Gobierno en plenitud de funciones”. En una entrevista concedida a ETB1, Erkoreka afirmó que Urkullu convocó la mesa de partidos el próximo jueves para “dar respuesta al mayor problema que tenemos encima de la mesa desde el punto de vista político”, en referencia a la convocatoria de las elecciones autonómicas. Consideró también que, de continuar en la actual situación, sin convocar elecciones y sin nuevo gobierno, “no sé hasta qué punto es legítimo desde el punto de vista democrático que los partidos decidan cómo debe actuar el Gobierno que surja de unas elecciones”. “Lo lógico sería dar paso a unas elecciones, en la medida de los posible”, añadió el portavoz del Ejecutivo.

Asimismo, Erkoreka aseguró que lo que pretende el Gobierno vasco es que cada partido “dé su opinión” porque, según dijo, “la decisión no es solo del lehendakari, sino que la quiere compartir, quiere escuchar qué dicen los partidos”.

El secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, opinó ayer que, desde el punto de vista de su coalición, actualmente “no se dan las condiciones ni democráticas ni sanitarias para hacer frente a un proceso electoral que nadie sabe ni tan siquiera cómo se desarrollaría”.

Hizo esta afirmación durante una rueda de prensa telemática que ofreció al término de la reunión en la que la Mesa Política de EH Bildu fijó la postura que defenderá en la mesa de partidos convocada por el lehendakari, Iñigo Urkullu, para el próximo día 30 con el objetivo de analizar la posibilidad de convocar las elecciones en el plazo de tres meses, antes de agosto.

El Govern no tiene fecha para las elecciones anticipadas que había anunciado Quim Torra en enero