La promotora de San Roque deberá dar al Ayuntamiento un plan de demolición

El TSXG declaró nula en 2008 la licencia concedida en 2002 y 2003, por no ajustarse al PGOM quintana
|

La demolición del edificio de San Roque de Afuera que el Ayuntamiento deberá efectuar, conforme a una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia y después de la ilegalización de su licencia, no podrá ejecutarse hasta que el gobierno local tenga en la mano el proyecto de derribo. De él deberá encargarse la promotora que levantó el inmueble del Paseo Marítimo, Promociones San Roque de Afuera, tal como se desprende de la última resolución judicial, del pasado 7 de noviembre, que señala que la administración local deberá asumir el derribo “a costa de la interesada”.
Así lo confirmaban ayer fuentes próximas al proceso, que precisan que esta es el cauce esperado, una vez que la propietaria demandante pida al juzgado la ejecución de la orden de derribo. Según estas fuentes, la obra deberá realizarse con cargo a la promotora, que a su vez tendrá la posibilidad de reclamar al Ayuntamiento por vía contenciosa una indemnización por haber concedido una licencia que, según falló en 2008 la justicia, no se ajustaba al Plan General vigente en aquella fecha.
En este escenario, todavía no hay un calendario que marque el final del bloque, que lleva más de cinco años en el Paseo Marítimo en situación de ilegalidad y sobre el que pesa una orden de derribo que afecta a su totalidad.
A este respecto, el gobierno local admite que todavía no ha estudiado cómo ejecutar el dictamen porque no ha recibido aún su notificación, que sí tienen en su poder otras partes interesadas. En todo caso, desde el Ayuntamiento señalan que se buscará la solución “menos lesiva para los intereses de los ciudadano”.
Fuentes consultadas aluden a una vía para intentar evitar la demolición: la presentación de un nuevo proyecto de rectificación del inmueble, que se vería acompañado de una indemnización a la demandante. 

La promotora de San Roque deberá dar al Ayuntamiento un plan de demolición