Las playas se preparan para el inicio el día 10 de la temporada de verano

El Ideal Gallego-2015-05-27-005-91b4ade3_1
|

Aunque algunos sean capaces de pasarse casi todo el año disfrutando del mar y la playa, la mayoría suele esperar a los primeros indicios de que llega el verano. Y uno de ellos, y quizá el más fiable, es la aparición de las excavadoras para retirar las dunas que durante el invierno protegen el Paseo Marítimo de las grandes olas que generan los temporales. Ayer, dos buldozer y un tractor empezaron a eliminar estas protecciones. Son 23.000 metros cúbicos de arenas lo que tienen que remover, así que es posible que no terminen hasta hoy, pero no hay prisa: las playas no se abren oficialmente hasta el día 10.
Pero eso no evitó que las obras tuvieran que estar acotadas para impedir que los primeros bañistas desplegaran sus toallas demasiado cerca de la zona de trabajo por la que evolucionaba la maquinaria pesada, sobre todo en Riazor. En realidad, las protecciones podían haber sido retiradas mucho antes, dado que el pasado invierno los temporales apenas han dejado sentir su fuerza desde octubre del año pasado, que fue cuando se levantaron las dunas.
Una vez se haya terminado la tarea de allanar la playa, será el turno de instalar las papeleras y la casetas, así como el resto del mobiliario de verano. Si todo marcha según lo previsto, y el tiempo se mantiene despejado.

socorristas
Pero los socorristas no comenzarán a vigilar las playas hasta el día 15, como es habitual. De momento, la Federación de Salvamento e Socorrismo de Galicia (Fessga) todavía no ha realizado las pruebas de acceso para la contratación de nuevos socorristas, aunque ya tiene a parte de la plantilla que vigiló las playas el año pasado, todavía les quedan huecos que llenar para tener  todo el equipo completo, más de 60 personas.
La distribución de los socorristas se realizará siguiendo los mismos criterios que el verano pasado. Se cubrirán los turnos de mañana y tarde, con el objetivo de que el servicio funcione desde las once de la mañana hasta las nueve de la noche en todas las playas. Los socorristas llevarán “prendas de alta visibilidad”, entre ellas una sudadera amarilla “para los días más frescas”.
Todos los vigilantes dispondrán, además, de una placa con el número profesional. Se volverán a distribuir pulseras entre los niños; habrá buzones de sugerencias en todos los arenales y se realizarán visitas de vigilancia a las calas de Adormideras.

Las playas se preparan para el inicio el día 10 de la temporada de verano