El Parque Nacional das Illas Atlánticas celebra sus 18 años de vida como la gran apuesta de los turistas para este verano

Foto- Pxhere :: Public Domain
|

No hay verano en el que las diferentes islas que conforman el Parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas de Galicia no se saturen. Cada año se repiten las mismas escenas en los puertos que cuentan con una ruta marítima establecida a alguno de los archipiélagos o islas: centenares de personas cargadas con sombrillas, neveras portátiles y todo lo necesario para pasar una jornada de relax y diversión en un paraje natural de belleza inigualable. Este 2020 no iba a ser diferente y cada día, especialmente en las jornadas de fin de semana, hacerse con un billete para alguna de las cuatro islas es toda una odisea.

Este año, además, el parque está de celebración, ya que se cumplen 18 años desde que recibió este reconocimiento. Fue el 1 de julio de 2002, cuando se estableció la formación de este espacio natural, el único de toda la comunidad con este rango, conformado por los archipiélagos de Cíes y Ons y las islas de Sálvora y Cortegada. De todas ellos, el archipiélago de Cíes es el más conocido y visitado; de hecho, es el único que ya había sido declarado como parque nacional en 1980, y actualmente aspira a convertirse en Patrimonio de la Unesco. En 2007, el diario The Guardian incluyó la playa de Rodas en su especial de las mejores playas del mundo, lo que aumentó todavía más su visibilidad ya no solo a nivel nacional, sino, sobre todo, a nivel internacional.

Precisamente esta visibilidad fue la que provocó un elevado aumento de los turistas al archipiélago durante la época estival, lo que llevó al gobierno autonómico a limitar el número de personas que pueden acceder al mismo cada día. Esta cifra en la actualidad se sitúa en los 1.800 visitantes diarios, a los que hay que sumar 400 visitantes por grupos y 600 campistas. Todo ello hace un total de 2.800 personas a la vez en las islas, 200 menos que en 2019. Todas ellas, además, deben contar con un permiso especial que se debe solicitar a la Xunta de manera telemática y con cierta antelación.

Para llegar a las islas Cíes, un archipiélago que aparenta estar conformado por dos islas, aunque en realidad son tres (Monteagudo, Faro y San Martiño), es necesario hacerlo en barco. Los puertos de Vigo, Baiona, Cangas, Portonovo y Pobra do Caramiñal cuentan con una ruta diaria hacia el archipiélago, siendo el de Vigo el más importante de todos ellos. Es precisamente el puerto de la ciudad olívica, junto con el de A Coruña, el que recibe el mayor volumen de cruceros de Galicia. Generalmente, estas embarcaciones recalan en Vigo durante una o dos jornadas, lo que permite a los viajeros visitar la ciudad y hacer alguna excursión a lugares cercanos, siendo el archipiélago de Cíes el más demandado. De esta forma, después de hacer una breve parada en el Centro Comercial de A Laxe, el primer complejo que se ve desde la zona de cruceros y que recientemente ha incorporado un casino a sus instalaciones a pesar del auge de los operadores online como 888Poker y de los continuos escollos que ha tenido que afrontar en los últimos dos años para su puesta en funcionamiento, son muchos los turistas que se decantan por tomar un barco hacia Cíes.

Foto: elidealgallego

Menos numeroso es el grupo de visitantes que llega a diario al archipiélago de Ons. Desconocidas para la gran mayoría, y por tanto también menos masificadas que las anteriores, las islas Ons ofrecen al viajero un escenario igual de bello que Cíes, pero más alejado de la postal paradisíaca de las primeras. Esto se debe a que el paisaje es mucho más agreste y la orografía menos suave, lo que provoca que las playas cuenten con una menor longitud y que las sendas para recorrer la isla principal sean más complejas. Además, Ons es la única de todas las islas que conforman el Parque Nacional que está habitada, lo que la convierte, para muchos visitantes, en una isla más viva y real.

Al igual que en el caso de Cíes, el archipiélago de Ons también cuenta con un cupo diario de visitantes, en este caso más reducido.  Este año, y por primera vez, el aforo máximo se sitúa en 1.300 personas, 200 visitantes en grupos y un total de 300 campistas. Vigo vuelve a situarse como el puerto con mayor afluencia de viajeros hacia Ons, aunque no es el único que ofrece esta ruta; Bueu, Portonovo, Cangas, O Grove, Baiona y Pobra do Caramiñal también ofrecen este servicio.

Sálvora y Cortegada, ubicadas en la Ría de Arousa, completan el Parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas. Ambas son las grandes olvidadas por los turistas, lo que se debe principalmente a dos factores: la escasez de navieras que cubren la ruta y el reducido aforo permitido de 250 personas al día.

No obstante, la primera ha ganado gran popularidad durante las últimas semanas gracias a la cinta “La isla de las mentiras”,  que rodada en localizaciones de la propia isla narra la trágica historia del naufragio del Santa Isabel en 1921 en el que fallecieron 213 personas. Dirigida por Paula Cons, el filme se centra en la labor de auxilio de tres mujeres, conocidas como las “heroínas de Sálvora” y que existieron en la realidad, la noche del naufragio.

Además de este nuevo atractivo fílmico, Sálvora es unas de las islas más interesantes para visitar, ya que en ella todavía se pueden recorrer las antiguas edificaciones que usaron los habitantes hasta bien entrado el siglo XX como el pazo, el antiguo almacén de salazón, el faro o algunas casas de la aldea.

Si bien algunas islas llaman más la atención de los viajeros que otras, todas ellas constituyen un destino ideal para aquellos que desean descubrir un pedacito de la historia de Galicia más allá de los límites de la tierra.

El Parque Nacional das Illas Atlánticas celebra sus 18 años de vida como la gran apuesta de los turistas para este verano