Piden cuatro años por estafar a una mujer tras prometerle “la casa de sus sueños”

|

El Ideal Gallego-2011-06-01-013-473b123b

m. pérez > a coruña
  “Él me dijo que lo único que quería era hacer realidad los sueños de la gente, no hacer negocio y yo quería hacerme la casa de mis sueños. Si de algo tengo la culpa es de ser estúpida”. Así declaraba ayer la víctima de una estafa inmobiliaria en la sección primera de la Audiencia Provincial. Al imputado por esta causa le piden cuatro años de prisión y una multa de alrededor de 3.000 euros.
Según la acusación, el denunciado, un hombre que ya había sido condenado por un delito similar en Zaragoza en 2003, se plantó en Oleiros en 2007 para hacer a la mujer partícipe de “un proyecto nuevo” que ella aceptó. La idea que le propuso fue la construcción de una vivienda unifamiliar inteligente, con servicios que se apoyarían en las nuevas tecnologías. “Sólo” le costaría unos 100.000 euros, debido a que, como explicó la testigo, él, que se presentó en todo momento como un profesional cualificado –“soy muy mala para los nombres y siempre le llamé el ingeniero”– conocía una serie de técnicas novedosas que se podían aplicar a bajo coste.
El problema llegó cuando, después de exponerle el proyecto, comenzó a solicitar una serie de cantidades económicas de cierta importancia. Primero le pidió alrededor de 8.000 euros –que recibió en efectivo–, después 18.000 y finalmente otros 12.500. Atendiendo a la versión del fiscal, la trama llegó incluso más allá, cuando el hombre quiso convencer a los estafados de que los cimientos de la casa ya estaban colocados, pero no se veían por quedar soterrados.

Inocente > La defensa entiende que el imputado es inocente y por eso pide su libre absolución. Asegura que si cobró por un trabajo, fue por el que realmente llevo a cabo. Sostiene que él proyectó el inmueble y por esa labor solicitó las cantidades recibidas. Sin embargo, la acusación asegura que, a pesar de que presentó un estudio geotécnico, un levantamiento topográfico y un anteproyecto a la víctima, estos papeles no tenían ninguna validez. Señalan que en ningún momento se pidió al ayuntamiento de Oleiros licencia alguna ni en su nombre ni en el de la entidad a la que representaba.

Piden cuatro años por estafar a una mujer tras prometerle “la casa de sus sueños”