El líder, al asalto de Ipurúa para aumentar la ventaja

Moussa Dembelé se ha estrenado en una lista de convocados de Simeone | efe
|

El Atlético de Madrid, líder de LaLiga, aspira a asaltar Ipurúa para aumentar su ventaja a siete puntos sobre el Real Madrid y diez sobre el Barcelona, si logra imponerse a un Eibar tocado por la eliminación de la Copa pero que ya le sorprendió hace un año. 

La oportunidad para ampliar la distancia contra sus dos rivales por el título (que ya disputaron esta jornada de forma anticipada por la Supercopa de España) es el gran estímulo del líder, asentado en su nueva efectividad como visitante (ha ganado en cinco de sus siete visitas este año, con solo un empate ante el Huesca y una derrota ante el Real Madrid) después de haber tenido ocho días de descanso, algo muy poco habitual en el fútbol postpandémico. 

Un asalto al territorio armero que no será sencillo, pese a la eliminación de los locales hace tres días en la Copa ante el modesto Navalcarnero de Segunda B (3-1), porque el conjunto rojiblanco llega con bajas muy sensibles en su alineación. 

El capitán Jorge ‘Koke’ Resurrección está sancionado después de haber recibido su quinta tarjeta amarilla en la victoria ante el Sevilla (2-0), en ese mismo partido se lesionó el central Mario Hermoso con un esguince de tobillo, y la FIFA decidió ratificar la sanción al lateral inglés Kieran Trippier por incumplir el reglamento sobre apuestas de la Federación Inglesa, por lo que no podrá jugar hasta el 28 de febrero, si no media antes el TAS. 

Los sustitutos, según el entrenamiento del martes, serían Saúl Ñíguez en el centro, de vuelta al once seis jornadas después y que espera que su gol al Sevilla sea el primer paso para dejar atrás un delicado momento anímico y futbolístico, el brasileño Felipe Monteiro en la defensa y el croata Sime Vrsaljko por la derecha. 

El Eibar, que hace 17 días logró por fin su primera victoria en casa, vive inmerso en las dudas que le han dejado sus dos derrotas consecutivas, ante el Levante (2-1) en LaLiga y la eliminación copera.

El líder, al asalto de Ipurúa para aumentar la ventaja