Quiroga considera “exagerada” la representación que pedía Villoslada en el nuevo PSdeG

Gonzalo Caballero recibe felicitaciones de sus simpatizantes | xoán rey (efe)
|

El nuevo secretario de Organización del PSdeG, José Antonio Quiroga, opinó ayer que la cuota de representación que pretendía el sector de Juan Díaz Villoslada en la ejecutiva socialista era “exagerada”, al intentar copar un 42% de los puestos en consonancia con su resultado en las primarias que perdió. Es por este motivo que, como explicó el también diputado lucense en una entrevista en la Radio Galega, al presentar una propuesta que “no tenía mucha lógica”, ese equipo se quedó fuera de los nuevos órganos de dirección del PSdeG.
“Tienen que desaparecer las etiquetas”, añadió, al tiempo que subrayó que “no es lo fundamental” contar o no con presencia en la ejecutiva. A su juicio, sí lo es “la integración” de todas las sensibilidades, algo que, aseguró, se irá produciendo “día a día”.
Precisamente al hilo de ello, Quiroga resaltó que la presencia de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, la viguesa Carmela Silva, entre los enviados por el PSdeG al Comité Federal “hay que interpretarla como una recuperación de la normalidad orgánica”.

“Recuperar la normalidad”
Más allá de los puestos directivos, lo que admitió el jefe del aparato socialista es que el nuevo equipo tiene “bastante trabajo” para superar la “provisionalidad” en la que estaba inmerso el PSdeG tras un año y medio liderado por una gestora. “Ahora hay que recuperar esa normalidad interna”, remarcó, al tiempo que dio por hecho que el nuevo secretario xeral, Gonzalo Caballero, será capaz de “rearmar el proyecto socialista y prepararlo para tener buenos resultados electorales”.
Es más, del economista vigués nacido en Ponteareas lo elogió destacando que se trata de “un auténtico líder” y también que “está conectando con la militancia y con la calle”.
Dicho esto, José Antonio Quiroga comentó que, una vez celebrado el congreso autonómico, toca renovar las direcciones provinciales y locales del PSOE en Galicia, como por ejemplo ocurre en la ciudad de A Coruña. “Nos va a permitir crear un dinamismo que empate con el sentir de la calle y con las necesidades de la gente”, aclaró.
Tras recordar que los procesos provinciales tienen como fecha tope el 31 de enero, se centró en Lugo para dar por hecho que tendrá lugar “antes” de que termine el año. “No hay mucho tiempo, pero lo haremos con calma”, dijo.

Quiroga considera “exagerada” la representación que pedía Villoslada en el nuevo PSdeG