El Depor, aún en actualización

El panorama se complica para el Deportivo, incapaz de ganar al colista | alfaquí
|

El Deportivo procedió a actualizar su programa futbolístico, pero todavía está en proceso, sin saber si la nueva versión resultará mejor que la anterior. El cambio de entrenador no surtió efecto inmediato. Cuatro días para preparar el estreno es muy poco tiempo para que se note ya el sello de Rubén de la Barrera. Dio para apreciar algunos detalles de lo que pretende, pero la chispa no prendió. A contrarreloj, el técnico tiene que encontrar la manija cuanto antes y dar con la tecla porque el panorama se complica para el Deportivo en una clasificación tremendamente ajustada.

La primera impresión, la de los minutos iniciales, fue razonablemente buena, pero después se impuso esa imagen gris que ha acompañado al Deportivo esta temporada en Segunda B. El equipo coruñés se perdió en un campo que tampoco ayudaba. Los condicionantes fueron similares a los del último partido con Fernando Vázquez: un terreno de juego ‘tocado’ y muchas bajas, aunque menos que en la cita de Zamora. Son ya cuatro las jornadas sin ganar en Segunda B para este Deportivo que solo sumó dos puntos de doce posibles y se queda con un total de 16 en 10 jornadas.

 

Adri Castro

Rubén de la Barrera, uno de los entrenadores más jóvenes de la historia del club, no miró el DNI de los jugadores. El técnico apostó por el sistema 4-3-3 con el delantero del filial Adri Castro como referente ofensivo. Rui Costa, con el que había jugado en Zamora, se quedó en el banquillo. Gandoy, Bergantiños y Borges formaron en la medular y Lara y Galán, de vuelta tras sanción y lesión, respectivamente, ocuparon los flancos.

El Helmántico recibió a los dos equipos aún con nieve, especialmente en una de las áreas y en el sorteo de campos el equipo local ganó y pidió el cambio para atacar en ese rectángulo más afectado por Filomena.

La etapa del nuevo preparador deportivista comenzó con buenas sensaciones. Lara y Valín casaron y mostraron superioridad por dentro y fuera en la banda derecha y el equipo firmó unos buenos primeros minutos hasta recuperar la versión que venía ofreciendo con Fernando Vázquez. El Salamanca encontró pronto la forma de contrarrestarle. En los locales se notó también la mano del nuevo cuerpo técnico, que debutaba ante los blanquiazules, y la aportación de sus caras nuevas. Ernest fue un quebradero de cabeza para el conjunto herculino por la banda izquierda del ataque charro. A los siete minutos, un centro suyo mal despejado por Bergantiños no lo pudo aprovechar en el área el exfabrilista Uxío da Pena.

El Salamanca fue a más y el Deportivo hizo el camino a la inversa. Los salmantinos tenían claro cómo afrontar el partido ante el Deportivo. A la media hora, una falta en el círculo central mal despejada por Borges y Granero la salvó Carlos Abad ante Ayala y la jugada acabó con el balón en el fondo de la red, pero con un claro fuera de juego que señaló el colegiado.

El Deportivo apenas fue capaz de buscarle las cosquillas al Salamanca. La ocasión más clara de los blanquiazules llegó a los 32 minutos con un pase en profundidad que recogió Adri Castro, escorado, a la espalda de la zaga, pero en el mano a mano con Barbero no pudo superar al portero. El balón le quedó a Lara, que, sin el guardameta bajo palos, pero con varios defensores del Salamanca delante, no se atrevió con el disparo, optó por un taconazo flojo hacia Borges y la cobertura salmantina logró despejar a córner.

El Salamanca llegó mucho mejor que el Deportivo al intermedio y Candelas tuvo la última en un centro-chut que no encontró respuesta en Carlos Abad y que se fue por centímetros.

El segundo tiempo dio continuidad al anterior. El Salamanca salió mejor y amenazó al Deportivo con un disparo de Llorente desde tres cuartos que se le marchó alto. Pasada la hora de partido, sí se atrevió Adri Castro. Quizás se precipitó, pero por lo menos puso en apuros al guardameta del Salamanca.

 

Movimientos

De la Barrera, que dio constantes indicaciones a sus jugadores desde el banquillo del Estadio Helmántico, refrescó al equipo cuando quedaban 21 minutos para la conclusión del choque. Sustituyó entonces a Borja Galán y a Yago Gandoy para dar entrada en el equipo a Derik Osede y Rui Costa. El dibujo del Deportivo también se modificó para jugar unos minutos con dos delanteros y en la banda derecha optó por el doble lateral, con Derik en la línea de retaguardia. Ya en la recta final del partido, el técnico volvió a recolocar las piezas en el puzle con la incorporación de Nacho González por Adri Castro, pero no mejoró.

El Depor, aún en actualización