Los empleados de Emesa piden la implicación de las autoridades para salvar la planta de Coirós

|

El Comité de Empresa de Elaborados Metálicos Emesa SL reclama la implicación de las autoridades para salvar la planta de Coirós. Los trabajadores han solicitado reuniones con responsables de la Consellería de Industria, de la Delegación del Gobierno en Galicia y esta mañana se reunirán con el Ayuntamiento de Betanzos. El comité de empresa demanda la intervención de las administraciones “co obxecto de garantir a viabilidade dunha empresa como Emesa SL”, fundada hace más de sesenta años en A Coruña.
En un comunicado conjunto, CC OO, UGT y CIG apelan  a la antigüedad y arraigo, y a la “demostrada capacidade técnica” de la empresa para instar a las autoridades a tomar medidas urgentes “diante do inicio de procedemento de despido colectivo para o 40% do persoal da planta e do expediente de regulación temporal para o 60% restante” que plantea la dirección de la factoría del polígono coirense, filial del Grupo Isolux Corsán.
La plantilla no está dispuesta a negociar ningún despido y, aunque reconoce que en este momento la planta no dispone de carga de trabajo, sostiene que la situación puede ser provocada  para justificar su propuesta, e insiste en que hace solo un par de meses, la multinacional contrató más de un centenar de empleados a través de una ETT (Empresa de Trabajo Temporal).
Emesa está especializada en la ingeniería, fabricación y montaje de soluciones en estructuras metálicas singulares, y reconocida tanto en Europa como en los Estados Unidos por su participación en obras y proyectos de envergadura como el Word Trade Center de Nueva York.

REchazo
El planteamiento de la firma contempla el despido de 48 trabajadores y un ERTE de 18 meses de duración para otros 59. Según fuentes del comité de empresa, el pasado 22 de noviembre, la empresa comunicó el inicio de un procedimiento de despido y de extinción temporal de empleo, como ya adelantó este periódico en su edición del día 17.
Casi un mes después, los trabajadores siguen rechazando una medida que, según denuncian, viene precedida de otras de carácter similar llevadas a cabo “en los últimos tres años con el resultado del despido de más de 120 trabajadores”, mientras que desde la dirección siguen alegando “pérdidas” que estaría soportando el Grupo Ilosux.

Los empleados de Emesa piden la implicación de las autoridades para salvar la planta de Coirós