Isco, Azpilicueta y Mario Suárez, las caras nuevas

sergio ramos firma un autógrafo a su llegada al hotel de doha rfef
|

La selección española se concentró ayer directamente en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, donde a las 10.30 horas partió el vuelo que desplazará a los 20 internacionales, por la baja de última hora de Xavi Hernández, hasta Doha, donde mañana miércoles se enfrenta en partido amistoso al combinado de Uruguay.

Con las novedades de Isco Alarcón, César Azpilicueta y Mario Suárez y las bajas de última hora de los centrocampistas Xabi Alonso, con molestias en el pubis, y Xavi Hernández, aquejado de los isquiotibiales de la pierna derecha, España partió rumbo a Catar, adonde llegó tras ocho horas y media de vuelo.

Encabezando la expedición está el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Ángel María Villar. Recibió junto al seleccionador Vicente del Bosque a los 20 internacionales convocados para enfrentarse a la selección campeona de América.

Del Bosque decidió no llamar a nadie que cubriese la ausencia de Xavi, que se conoció a última hora de la noche tras la revisión que realizaron los doctores de la selección al jugador.

La dificultad de hacer viajar a un jugador con tan pocas horas de margen —estaban citados en el aeropuerto a las 9.30 h.— hizo al seleccionador optar por viajar con una convocatoria de 20 jugadores.

España no se ejercitó en la jornada de ayer a su llegada y descansará en el hotel The Torch Doha tras un largo vuelo.

Esta misma mañana completará su única sesión de trabajo tras visitar el ‘Pabellón Catar 2022’, construido para el Mundial 2022.

Será en el estadio que acogerá el partido, el Internacional Khalifa, desde las 18.00 horas.

El miércoles a las 19.00 horas, se enfrentarán en el partido amistoso España y Uruguay, las vigentes selecciones campeones de Europa y América.

Un encuentro para seguir probando jugadores de cara al próximo Mundial.

Isco, Azpilicueta y Mario Suárez, las caras nuevas