El Camino de Santiago “pulveriza” sus propias marcas cada temporada

GRA038 LUGO, 01/01/2015.- Cuatro peregrinos coreanos salen de O Cebreiro (Lugo) en su recorrido del Camino de Santiago, que inicia un nuevo año tras pulverizar sus propias marcas en 2014. EFE/Eliseo Trigo

El Camino de Santiago pulveriza sus propias marcas cada nueva temporada y en 2014 volvió a ocurrir, según los datos facilitados por la Oficina del Peregrino, que no descansa por Navidad.
El año pasado llegaron a la capital gallega más de 3,8 millones de turistas, y, de ellos, 237.810 fueron peregrinos que obtuvieron la Compostela, el documento que libra la Iglesia católica y que acredita haber recorrido los últimos cien kilómetros de este trayecto a pie o a caballo, o bien doscientos sobre una bicicleta.
La crisis económica no se deja notar, puesto que pese a que 2014 no fue Año Santo, el balance arroja auténticas “plusmarcas”, con las que se superaron todas las previsiones y que reafirman la consolidación de este atractivo turístico.

también en las fiestas
Tampoco suponen un freno las fiestas en familia, y prueba de ello es que la llegada de personas con la típica concha de vieira y el bastón no cesó en esta época.
Es el caso de Lina María Lin, una mujer de origen chino pero residente en Madrid desde hace doce años, y de su hijo Jasón Qitian Zhang, de “diez años y medio” –como dice el propio niño–, que decidieron elegir justo el último día del año que ya se quedó atrás para “alcanzar esta meta y cumplir un sueño”.
La historia de Lina María, una enamorada de Galicia hasta el punto de que habla perfectamente su lengua, y de su vástago, va mucho más allá de la aventura de un peregrino al uso.
Era un anhelo que esta peregrina “especial” tenía en mente desde hacía tiempo. Tras esto, peregrinar era casi una obligación, o así lo vivió, de manera que Lina y Jasón empezaron su ruta en Navidad desde Pedrafita do Cebreiro (Lugo).
Un día, recuerda Lina, entraron en un bar del pueblo para comer algo y se encontraron con un grupo de personas que amenizaban el almuerzo a golpe de pandereta y gaita.
Esta mujer, una gran conocedora de la cultura gallega, decidió unirse a la fiesta y se puso a cantar un tema que dejó a todos “boquiabiertos”, el conocido ‘Negra Sombra’, que toma la letra de Rosalía de Castro, al que puso música el compositor lucense Xoán Montés Capón.
Un hecho como este desembocó en una fascinante fusión cultural, y a lo largo de seis días Lina y Jasón compartieron a pie, con sus nuevos acompañantes, experiencias, risas y, cómo no, frío y fatiga.
Los motivos para la peregrinación también son especiales en este tándem de madre e hijo, ya que mientras la progenitora se mueve por motivos religiosos, el pequeño Jasón afirma que él decidió hacer la Ruta Jacobea “para adelgazar”.
Si esto ocurrió el 31, una de las primeras peregrinas del año en llegar a Santiago este primero de enero fue Marcia Gómez, una joven de raíces italianas pero residente en Burgos. Exultante, esta chica quiere ahora que sus amigos “se atrevan con esta experiencia”.
Otros que inician la lista de 2015 son un grupo de cuatro coreanos, cuya andadura se concentra en la provincia de Lugo. Uno de ellos dijo, antes de dejar O Cebreiro, que su idea era llegar en el mismo día a Triacastela y que les gusta caminar “sin usar el móvil”.
Pero en el Camino también hay voces críticas, como la de Pepe Villaconejos, uno de los portavoces de una asociación de expertos que recientemente denunció en un foro la “comercialización, explotación y banalización del peregrino”.
Su organización reclamó, incluso, situar el Camino en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco “en peligro”, y él mismo alude a las cifras para advertir de la masificación. n

El Camino de Santiago “pulveriza” sus propias marcas cada temporada

Te puede interesar