La joven de Lugo se escondió por “miedo” a que su exnovio fuera “capaz de cualquier cosa”

El Ideal Gallego-2016-03-01-023-2ef216a8
|

La joven lucense que este fin de semana permaneció desaparecida y que fue localizada el domingo en un hostal, acudió ayer a declarar de nuevo ante la Policía, a quien reiteró que se escondió huyendo de una agresión de su exnovio, que permanece detenido. “Pensé: este es capaz de cualquier cosa. Tenía muchísimo miedo”, dijo.
La joven, que presenta varias heridas en la cara y cuello, aseguró que el viernes, antes de desaparecer, sufrió una agresión “bastante fuerte” por parte de su exnovio, ante lo que sintió “miedo” y decidió “esconderse” para huir de él.
En declaraciones a la Televisión de Galicia, la mujer admitió que no era “la primera vez” que su expareja, a la que conoció a través de Internet, la agredía, al tiempo que confirmó que también recibía “amenazas”. “Yo tenía miedo de que hiciese alguna locura, no quería ser un número más en la lista”, aseguró.
Sobre su relación, apuntó que “al principio iba todo bien”, pero que “poco a poco” su expareja “comenzó cambiando detalles” que lo llevaron a convertirse en una persona “muy posesiva y muy celosa”. 
“Cuando te quieres dar cuenta de ese cambio, ya estás metida en el fondo de todo, es muy difícil salir de una relación así”, apuntó la joven, que llegó a cambiar de domicilio y de número de teléfono para intentar cortar la relación.
Ahora, confía en que al joven se le imponga “una orden de alejamiento”. “Yo no voy a estar tranquila si él anda por el ahí, por si se le ocurre hacerme cualquier cosa por la rabia y el odio”, sentención.  

A disposición judicial
Por su parte, el presunto agresor de la mujer pasó ayer a disposición judicial después de que la propia afectada formalizase la denuncia y volviese a declarar ante la Policía Nacional.
Fuentes policiales consultadas por Europa Press ratificaron que el detenido partió de la comisaría pasadas las 17.30 horas hacia el juzgado, para pasar a disposición judicial.
La secretaria xeral de Igualdade de la Xunta, Susana López Abella, aprovechó ayer este nuevo caso de violencia para animar a todas las mujeres y familias en situaciones similares a llamar al 016 para conocer todos los recursos que tienen a su disposición.

La joven de Lugo se escondió por “miedo” a que su exnovio fuera “capaz de cualquier cosa”