Caramelo para escaladores

GRA167. CÁDIZ, 11/01/2014.- Los ciclistas Alejandro Valverde (d) y Samuel Sánchez (i) muestran el recorrido en un mapa durante la presentación hoy de la 69 edición de la Vuelta a España que se disputará del 23 de

La 69 edición de la Vuelta a España vuelve a hacer un guiño a los escaladores, fiel a su apuesta de crear espectáculo, con un recorrido, presentado ayer en Cádiz, que incluye ocho finales en puertos de Primera y cinco en perfil ascendente.
La Vuelta saldrá de Jerez de la Frontera el 23 de agosto con una contrarreloj por equipos de 12,6 kilómetros, y no finalizará en Madrid, sino en Santiago de Compostela, el 14 de septiembre, con otra crono de 10 kms.
Los finales en alto vuelven a marcar la apuesta de la organización, encantada con los resultados deportivos y de audiencias en las últimas temporadas. Para empezar, Andalucía, el mar y la montaña. Eel movimiento llegará pronto, en la tercera etapa, con tres puertos de Tercera y una subida final a Arcos de la Frontera que pondrá alerta a los favoritos. Media montaña camino de Córdoba y el primer final en alto, inédito, en La Zubia (Granada).
Tras el paso por Castilla-La Mancha la carrera enlaza con Aragón, que acoge dos importantes citas separadas por la primera jornada de descanso, una con final en alto (Valdelinares) y otra en contrarreloj individual de 35 kms, que empezará a acomodar a los favoritos en la general.
Después, la Vuelta se reencuentra con Navarra para afrontar otro final empinado, en el Santuario de San Miguel de Aralar, un puerto de Primera calificado por Miguel Indurain como “digno del Tour”. La llanura vuelve en Logroño, último respiro para el pelotón. El norte designará al vencedor.
El paso por Cantabria será el aperitivo con el final en ascenso de Cabárceno, pero antes resultarán incómodos los altos de Estacas de Trueba, La Braguía y El Caracol. La traca se encenderá en la 14ª etapa, entre Santander y la inédita Camperona (León), un ‘pequeño Angliru’ de 3 kms que incluye paredes de hasta el 24% de desnivel. Un día después, la mítica etapa de Lagos de Covadonga. Aún en Asturias se presenta la etapa reina, con cinco puertos de Primera: La Colladona, El Cordal, La Cobertoria, San Lorenzo y La Farrapona.
Si la Vuelta no ha despejado todas sus incógnita, la segunda jornada de descanso vendrá bien para preparar la parte final: cinco etapas en Galicia. Los sprinters volverán a probarse entre Ortigueira y A Coruña, el nuevo Monte Castrove será el final elevado de la 18ª etapa y los Ancares, la víspera del final, será el escenario de la batalla definitiva entre los favoritos. Un puerto de categoría Especial antes de terminar el largo camino con la corta cronometrada individual de Santiago, de la que saldrá coronado el vencedor de la Vuelta a España 2014. 

Caramelo para escaladores

Te puede interesar