Buzoneofacil y cómo el marketing directo ha vuelto a la vida

buzoneo
|

Actualmente tenemos infinidad de medios para comunicarnos. La diversidad y la eficacia han golpeado con mucha fuerza a los medios de comunicación, permitiendo que tengamos múltiples maneras de hacer llegar un mensaje a quien o a donde queramos. Sin embargo, con tanto donde elegir, siempre acaba surgiendo la misma pregunta: ¿cuál es el medio que mejor funciona?, ¿cuál es capaz de ser realmente eficaz a la hora de transmitir lo que quiero?

Hay contextos más adecuados para según qué tipo de mensajes. Evidentemente, no es lo mismo una llamada de teléfono que un mensaje; como tampoco es lo mismo un anuncio de televisión que un rótulo gigante. Cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes en función del cometido que tenga el emisor. En el caso de la publicidad, justo donde vamos a centrarnos, resulta que lo más efectivo es, a su vez, uno de los medios más antiguos. El buzoneo.

Tiene un alto porcentaje de eficacia, siendo capaz incluso de generar ventas; pero a la vez, resulta en una inversión de bajo presupuesto para la compañía que quiere esa publicidad. Tanto por el formato como por el transporte, no hace falta invertir grandes sumas de dinero para conseguir que algo llegue a un amplio público a través de sus buzones.

Y como prueba fehaciente tenemos a Buzoneofacil. Una empresa de reparto de publicidad profesional que lleva más de 15 años ejerciendo su profesión. Nació como una sencilla compañía de repartidores en Barcelona, pero con los años ha ido creciendo a un ritmo imparable hasta convertirse en un referente. Ahora, opera en diferentes sitios, con Madrid como otro de sus puntos clave.

El punto de partida de su metodología es que la mejor forma de conseguir una venta es a través de un buzón. Ya lo han demostrado durante todos estos años. Como decíamos antes, se pueden generar ventas gracias a los folletos publicitarios que se dejan a los clientes, como también con los conocidos catálogos. Además, generando grandes cantidades se asegura un alcance masivo de potenciales clientes a los que se produce un acercamiento directo.

El buzoneo ha vuelto

A pesar de su antigüedad, el buzoneo llegó a ser tildado de intrusivo, cayendo notablemente en los últimos años. Muchas personas se molestaban por toparse con la típica propaganda en sus buzones; sin embargo, con el paso del tiempo, esta tendencia ha cambiado y este mecanismo ha vuelto a ganar mucha fuerza en el sector. De hecho, es infinitamente menos invasivo y agresivo que otras campañas como el spam al correo electrónico o los tediosos banners publicitarios que puedes encontrar en la web.

De esta forma, este método tan directo de marketing ha vuelto a recuperar su aceptación entre el público. No ha necesitado mucho tiempo para experimentar un notable crecimiento, aunque la prueba más clara de que funciona es que las grandes compañías han vuelto a depositar su confianza en él. Cada vez evitan más el bombardeo masivo a usuarios en sus cuentas de correo, prefiriendo optar por algo físico y, a veces, bastante original.

Buzoneo en las grandes capitales

Como bien hemos dicho antes, Buzoneofacil nació en Cataluña. En estos quince años ha desarrollado su labor de Buzoneo en Barcelona junto a otras ciudades como Madrid. Su metodología de trabajo se basa en el control total de cada uno de los procesos. Desde el diseño del folleto o de aquello que la compañía cliente quiere mandar a las personas, hasta la puesta en el buzón pasan por sus manos.

Es fundamental que se cuente con un buen diseño, ya que este transmite la imagen de la empresa al posible cliente. Por eso su insistencia en garantizar trabajos de calidad y que reflejen tanto lo que se busca comunicar como lo que se desea transmitir, cosas aparentemente similares pero realmente diferentes.

Por otra parte, también se encargan de maximiza el rendimiento a la hora de hacer el reparto. Con el fin de ganar en efectividad, organizan sus equipos y los mandan a las zonas que consideran clave para que el buzoneo funcione. Para esto, no solo hacen un exhaustivo análisis, sino que también reparten los grupos de forma que haya un encargado por cada 4 repartidores.

Además, y con el fin de demostrar su transparencia, elaboran todo tipo de informes y estadísticas para que el cliente sepa cómo ha ido el proceso. Así, también, tienen algo tangible con lo que demostrar que hacen su trabajo como es debido y que las compañías hacen bien en depositar su confianza en ellos.

Al final, resulta que la mejor forma de llegar al público es a través de su buzón, y no precisamente el digital.

Buzoneofacil y cómo el marketing directo ha vuelto a la vida