El hospital Abente y Lago reabre nueve de las 25 camas que cerró el mes pasado

Marina Tallón, María Seijo y Miguel Cacheiro, ayer susy suárez
|

El Hospital Abente y Lago volvió a abrir 9 de las 25 camas que tenía cerradas en medicina interna desde el mes pasado, en lo que los trabajadores del Complejo Hospitalario Universitario consideran una maniobra improvisada para hacer frente al aumento de pacientes que esperaban una plaza en el servicio de Urgencias, que muchas veces absorbe el exceso de enfermos que no pueden ser ubicados. A día de ayer, eran 19, según explicaba la delegada de la CIG en la junta de personal del área sanitaria, María Seijo, que criticaba la forma en la que se convocó al personal “a traballadores que libraban se lles chamou as dúas da tarde para pedirlles que abrirán as habitacións”.  
Los trabajadores exigen que se reabran el resto de las camas para poder hacer frente a la inevitable avalancha de diciembre, cuando aumentan en el número de ingresos por enfermedades respiratorias. Durante la comparecencia pública en el hotel de pacientes, el representante de CCOO, Miguel Cacheiro, recordó que si el Abente y Lago permanece abierto, es gracias al empeño de los profesionales y de la ciudadanía, que protestaron cuando se  intentó cerrar, a principios de la década de los 90. La junta de personal considera que todo forma parte de una “estrategia privatizadora” por parte del Sergas, tal y como explicó la representante de los facultativos Marina Tallón, de CEMS-Omega: “Desde hace una buena temporada, los recursos están gestionándose de manera inadecuada y estamos en aras de un recorte de personal muy importante”.
Después de hacer a las áreas de gestión múltiples alegaciones que no han sido escuchadas, están desencantados. “Estamos de acuerdo en que hay que gestionar mejor, pero nosotros no tenemos la culpa. Tenemos miedo que todos esto sean una puerta hacia la privatización”.  

incentivos inaceptables
Este nuevo modelo incluye incentivos a los médicos, que obtienen parte del dinero que logren ahorrar en pruebas diagnósticas o fármacos. “Una huelga médica es siempre de un enorme coste, que aceptamos porque queremos defender a nuestros pacientes”, declaró Tallón.
Por eso convocan una huelga para los días 9 y 10 . El lunes se celebrará  a las 11.00 horas una concentración ante el Abente y Lago, y el martes a la misma hora en la rotonda del CHUAC. Y por supuesto, la manifestación que partirá el martes a las ocho desde la Casa del Mar hasta el Kiosko Alfonso. “Invitamos a toda la población a acudir”, animaron desde la junta. n

El hospital Abente y Lago reabre nueve de las 25 camas que cerró el mes pasado