Ourense y Barbadás se enfrentan a la primera jornada de confinamiento

Un operario municipal realiza labores de desinfección en una calle de Ourense | brais lorenzo (efe)
|

Las autoridades sanitarias apelaron a los vecinos de Ourense y Barbadás, donde hoy comenzará un cierre perimetral en el término municipal, a que “no salgan de sus zonas” con el fin de evitar “medidas más drásticas” para frenar el avance del coronavirus Covid-19.
“Solicitamos la colaboración de la ciudadanía”, afirmó el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en la rueda de prensa de este miércoles para explicar las decisiones adoptadas por el comité clínico en la tarde del martes, que llevaron al cierre perimetral de los ayuntamientos de Ourese y Barbadás, donde los vecinos se podrán mover por el término municipal y sólo salir de éste por motivos laborales, escolares o médicos.

Refuerzo de la limpieza
Con el inicio de las medidas, el Ayuntamiento de Ourense acordó intensificar los controles policiales y las tareas de desinfección tras. 
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome (DO), subrayó que se intensificaron las labores de control por parte de la Policía Local junto con las tareas de “limpieza y desinfección” para tratar de contener la propagación del virus en toda la ciudad. 

Por este motivo, avanzó que el ayuntamiento va a “colaborar al máximo” con la Policía Local y en las tareas de desinfección para revertir esta situación. 

Tras recordar que no se trata de un confinamiento estricto, “ya que se puede salir” a la calle, por lo que es “de movilidad”, apeló a la responsabilidad individual para romper la transmisión.

Con carácter previo, representantes del comité clínico, como Tato Vázquez Lima, lanzaban un mensaje de que el comité “ni juzga ni castiga a nadie” mientras apelaban a la responsabilidad tras recordar que estas medidas están basadas “en la evidencia científica”. 

Esto no es un juego de picaresca de cómo puedo escapar de estas medidas, es una partida contra la muerte, no es un tema de librar una multa sino de salvar una vida”, apuntó el experto de la Xunta. 

En ese sentido, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, puso en valor las medidas adoptadas en Ourense para frenar los contagios del Covid-19 aunque no se alcancen los criterios que marca el Misterio de Sanidad.

Después de que el diputado socialista Julio Torrado le afease ayer en el Parlamento de Galicia que el Gobierno gallego se opusiese a las medidas sanitarias de Madrid, el titular de Sanidade aseguró que Galicia “no tiene nada en contra de que el ministerio tome las medidas que considere en Madrid”.

Criterios más estrictos
“Lo que le pedimos es que las pacte y que no las tengamos que imponer las demás autonomías”, ha manifestado Comesaña, que ha puesto como ejemplo de la actitud preventiva de la Xunta para hacer frente a la pandemia el hecho de que en Ourense se hayan adoptado antes sin que se alcancen los 500 casos por 100.000 habitantes, el 35% de ocupación de las UCI y un 10% de PCR positivas. “Con los criterios del ministerio no tendríamos que haber hecho nada”, indicó. 

Al respecto, subrayó que “está demostrado” que cuando las medidas se toman con criterios técnicos “funcionan”, e indicó que las de la Xunta dan resultado para controlar los brotes.

Ourense y Barbadás se enfrentan a la primera jornada de confinamiento