Un modelo de éxito desde A Coruña para educar a todo el país en tres años de crisis

El Ideal Gallego-2016-01-24-009-6f905e09_1
|

Los expertos de a pie dicen que los datos macroeconómicos que indican la salida de la crisis todavía no han llegado a ser tangibles por los empresarios coruñeses y, por supuesto, tampoco por los ciudadanos. No obstante, si algo se le deben a estos años es descubrir proyectos innovadores que desde A Coruña tienen el potencial suficiente como para conquistar todo el país y parte del extranjero si hace falta. 
Es cierto que muchas nuevas empresas nacieron por la desesperación, otras partieron de una idea clara y continúan intentando sobrevivir en este lado del puente de A Pasaxe, pero algunas, pocas, han conseguido revolucionar el sector en el que han nacido. Un ejemplo claro de que el éxito puede llegar contra viento  y recesiones si el proyecto es potente es la iniciativa didáctica Nenoos. 
En 2016 hará cuatro años que David Guitián y Marcos Tello se lanzaron a convertir en una realidad su iniciativa de una educación diferente y a estas alturas cuentan con 28 centros, entre los propios y las franquicias, e imparten sus aulas en distintos colegios e instituciones. 
“Nuestro objetivo es el desarrollo de la inteligencia de forma divertida y eficaz trabajando la mente, el cuerpo y las emociones”, explica Marcos Tello, que puntualiza que han creado distintos programas en los que se mejora la concentración, la motricidad, la inteligencia emocional... de los niños. Los socios escapan de la idea de una academia de refuerzo de estudios porque “no está focalizado a que el estudiante tenga conocimientos de una determinada materia, no se sigue un formato curricular, sino que se intenta enseñar a aprender”. 
Además de que todos los socios empresariales entienden su modelo de negocio y lo que ofrecen como algo distinto y con futuro, Tello revela otro secreto del éxito: “Ofertar un modelo de franquicia a bajo coste” y con apoyo constante. Pese a estrenarse en 2012, “en 2013 se inició una expansión rápida al mercado intenciondamente”. 
“Con la crisis muy latente necesitábamos recursos para desarollar el I+D”, recuerda, puesto que a estas alturas prácticamente se encargan de crear todo el material que utilizan y si se les viene grande un poco de carpintería encargan a una empresa local las mesas para los 28 centros. 
En la actualidad controlan de forma directa las aulas de O Burgo, Los Rosales, Pontevedra y Tarragona pero el resto están en manos de gente que buscaba una salida a un mal momento laboral. Su salto a todo el territorio estatal todavía no se ha acabado porque reciben “90 candidaturas al mes”. 
Como algunas son del extranjero el reto de este 2016 es que los peces de Nenoos crucen el Atlántico. “Tenemos el foco en Latinoamérica primero, pero también en algunos países de Europa y Oriente Próximo”, zanja. n

Un modelo de éxito desde A Coruña para educar a todo el país en tres años de crisis