Tranvías reduce desde hoy el servicio de autobuses urbanos

los autobuses estuvieron prácticamente vacíos en el primer día con limitación para sentarse | pedro puig
|

La Compañía de Tranvías y el Ayuntamiento acordaron que desde hoy habrá una reducción gradual del servicio de autobuses urbanos para adaptarlo a la situación provocada por el coronavirus.

Desde hoy el servicio funcionará al 75%, similar al de los sábados normales. Mientras, desde mañana habrá un descenso hasta el 61%, como los domingos y festivos, aunque se adecuarán  los horarios a las necesidades de un día laborable.

Además, los autobuses urbanos comenzaron a desarrollar ayer sus tareas habituales con nuevas medidas de protección para trabajadores y usuarios en una jornada en la que hubo un descenso notable en el número de viajeros.

“Bajó muchísimo”, explica contundente sobre el número de usuarios en los autobuses urbanos Alberto Couselo, presidente del comité de empresa de la Compañía de Tranvías. Los autocares coruñeses llevan de media unos 400 viajeros cada día, en el caso de algunas líneas llegando a mil. “Había buses que iban prácticamente vacíos, aunque depende de la línea y la hora”, expone. Como ejemplo, el domingo en su turno al frente de un autobús de la línea 24 llevó en total a 25 personas.

Los trabajadores del transporte urbano mantuvieron ayer una reunión extraordinaria con la empresa, con la que destacan la buena colaboración que está existiendo, para analizar algunas de las medidas de protección contra la transmisión del coronavirus que habían solicitado y que ya están en marcha. Ayer se prohibió de manera definitiva a los usuarios sentarse en los asientos más próximos a la zona del conductor para limitar su exposición, algo que los trabajadores ya solicitaban en los últimos días a los propios viajeros antes de que se implantase esta medida.

Esto se añade a las toallitas con alcohol y los geles que llevan desde hace días para desinfectar su zona de trabajo y sus manos. Estas fueron algunas de las medidas aceptadas, no como el traslado de las máquinas canceladoras a más atrás, una operación complicada ya que no se trata de apartos inalámbricos. Los conductores recomiendan pagar con tarjeta siempre que sea posible o en efectivo con el importe justo.

 

BiciCoruña y parkings

Otro servicio que se ve afectado por el estado de alarma es el de BiciCoruña, que permanecerá suspendido mientras se prolongue la situación actual con el objetivo de reducir las posibilidades de transmisión del Covid-19, una decisión que además también limita la exposición del personal que se encarga del mantenimiento de este servicio.

Además, el Ayuntamiento anunció ayer que el aparcamiento del hospital Materno Oncológico será gratuito después de que se le traslade a la concesionaria de este parking esta petición. También se dejará de multar por aparcar en doble fila en situaciones de urgencia y ya no es necesario pagar en zona ORA.

Tranvías reduce desde hoy el servicio de autobuses urbanos