Los comerciantes prevén una caída en las ventas de un 15% en las rebajas de verano

|

El Ideal Gallego-2011-07-01-003-e21bd098

p. g. l. > a coruña
  Las rebajas arrancarán hoy en la ciudad con pocas esperanzas para los comerciantes. Según el presidente de la federación provincial, Miguel Agromayor, las ventas descenderán entre un 10 y un 15% con respecto al mismo período del año anterior. “Vamos a esperar a ver cómo evoluciona, pero, en principio, las previsiones no son buenas”, lamentó Agromayor tras la reunión que mantuvo en el Ayuntamiento con el alcalde, Carlos Negreira.
Muchos establecimientos ultimaban ayer los preparativos para que todo estuviese a punto para la apertura de puertas hoy, a las diez de la mañana. Al igual que en campañas anteriores, los coruñeses se podrán encontrar ya con descuentos de hasta el 50% en la mayor parte de las tiendas, o incluso por encima de este porcentaje en determinados productos. Los mayores descuentos se podrán ver, sobre todo, en moda y complementos. Aunque, tal y como recuerda, por ejemplo, El Corte Inglés, también habrá promociones en electrónica, electrodomésticos, artículos para el hogar o perfumería, entre otros.
Aunque la mayor afluencia de gente se espera para el fin de semana, a lo largo de la jornada se podrían producir retenciones puntuales en el entorno de las principales zonas comerciales, así como en las entradas y salidas de las grandes áreas, como es el caso de Marineda City, que estrenará período de descuentos por primera vez desde su inauguración el pasado mes de abril.

Consumo> Las rebajas se prolongarán durante un máximo de dos meses. A lo largo de ese tiempo, el presidente de la federación de comerciantes espera que cada coruñés se gaste una media de unos 60 euros, una cifra similar a la de 2010, aunque por encima de la media gallega. De acuerdo con un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), los gallegos destinarán 50 euros a la adquisición de productos durante las rebajas estivales, frente a los 58 euros del año pasado.
Agromayor recuerda que el dinero que reservan los coruñeses para los períodos de descuentos descendió considerablemente durante los últimos años como consecuencia de la crisis. Pese a esto, anima a las compras. “La ciudad no está acusando el paro tanto como en otros lugares, y hay mucha gente que tiene capacidad de compra”, explicó ayer el representante del sector en la provincia.
El descenso en el volumen de gasto puede verse reflejado en los datos recogidos en el informe de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes. Así, si en Galicia, los consumidores destinaron el año pasado una media de 58 euros para las rebajas, en 2007 el presupuesto fue de 107 euros. Pese a esto, la gallega no es la comunidad en la que más se redujo el gasto. En Murcia, Extremadura, Canarias, Asturias o Aragón el consumo estará por debajo de los 50 euros. Por el contrario, el mayor presupuesto se puede encontrar en Madrid, donde se espera un desembolso de 60 euros, al igual que en A Coruña.

Consejos >
Se espera que uno de cada diez coruñeses realice una compra durante las rebajas. Según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes, serán las mujeres las que más se pasen por las tiendas, frente a los hombres. Las encuestas apuntan a que un 19% de los consumidores evitará las marcas, un 37% comprará los productos que presenten un mayor descuento y que un 39% se llevará sólo que necesita.
Para evitar problemas posteriores, las asociaciones de consumidores fijan una serie de pautas a la hora de salir a la caza de las gangas. Así, se recomienda establecer un presupuesto y una lista previa de las compras necesarias. Es importante revistar con atención las etiquetas de los productos. En las mismas, el consumidor debe comprar que en ella aparece reflejada la talla, la composición y el tratamiento aconsejable de lavado en el caso de artículos textiles.
Otro asunto a tener en cuenta es el precio anterior del producto y el que aparece ahora como rebajado. También hay que recordar que las tarjetas son válidas durante las rebajas, salvo que se indique en el establecimiento que no se acepta esa forma de pago, de una forma visible y clara. Además, el establecimiento debe aceptar las devoluciones o cambios de productos defectuosos.
En el caso de bienes de carácter duradero, la garantía es siempre por un período de dos años. El consumidor debe guardar siempre el justificante de comprar para posibles reclamaciones.

Los comerciantes prevén una caída en las ventas de un 15% en las rebajas de verano