Óscar Rosende | “Desde la humildad pretendemos jugar a que vuelva su espíritu”

Brothers in band, durante un concierto
|

Brothers in Band está considerado en Europa como el mejor espectáculo de homenaje a la banda de rock Dire Straits. Tras su gira europea por auditorios y teatros de más de 40 ciudades de España, Francia y Alemania, y de contar con 35000 espectadores, la banda llega el próximo viernes al Palacio de la Ópera con un directo que dará comienzo a las 21.00 horas.

¿Por qué se inspiran en Dire Straits?
Aunque suene un poco egocéntrico, fui yo (risas). Empecé a tocar la guitarra hace unos años de forma autodidacta, porque mi grupo favorito siempre fue Dire Straits, y al final aquello se materializó años más tarde en Brothers in band. Comenzamos cuatro y ahora somos 15 en la gira.

¿Por qué escoge el tema “Telegraph Road” como el más difícil de interpretar?
Para mí es la obra maestra de la banda, y es un tema largo, de unos 15 minutos de canción. También tiene unos arreglos musicales muy difíciles con los que se quiere transmitir una historia. Son canciones que hay que trabajarlas bien en el ensayo y prestarles mucha atención, ahondando e interpretando la canción, más que simplemente tocarla.

¿Qué supone rendir homenaje a un grupo como Dire Straits?
Imagínate, un sueño. Cuando tocaba la guitarra, lo que pasaba por mi cabeza es lo que está sucediendo ahora. Tocar temas de mi grupo favorito acompañado de músicos como los que componen Brothers in band es un sueño hecho realidad.

¿Cómo se siente sobre el escenario al interpretar las canciones de su grupo favorito?
Como un niño pequeño (risas). Contento. No somos Dire Straits ni lo pretendemos ser, pero desde la humildad intentamos “jugar” a que vuelva su espíritu.

¿Con qué tipo de público se encuentra en los conciertos?
Te sorprenderías, pero hay de todo. El porcentaje fuerte se puede percibir entre la gente que tiene entre 40 y 60 años, pero me llegué a encontrar en un concierto en primera fila a un niño de tres años que no paró de bailar. l

Óscar Rosende | “Desde la humildad pretendemos jugar a que vuelva su espíritu”