Mar considera decepcionantes las cuotas para 2021 y lamenta la “poca sensibilidad” de la UE

La tripulación de un arrastrero de vara desembarca su captura tras una semana de pesca | Judith mora (efe)
|

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, calificó de decepcionantes las cuotas de pesca fijadas para 2021 y lamentó la “poca sensibilidad” mostrada por la Comisión Europea hacia un sector que fue declarado actividad esencial durante la pandemia, cuando trabajó “todos los días” para “poner alimentos de calidad en las mesas de todos los consumidores comunitarios”.

Así se refirió, en declaraciones remitidas a los medios de comunicación, al acuerdo alcanzado ayer en el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) sobre los totales admisibles de capturas (TAC) y las cuotas en aguas comunitarias para 2021, en el que participó en representación de las comunidades de España aunque no de modo presencial por las restricciones derivadas de la pandemia.

A este respecto, reprobó que el acuerdo implique rebajas en muchas especies de interés para la flota gallega y que los avances respecto a la propuesta inicial de la Comisión Europea hayan sido mínimos “después de tantas horas de negociación”.

La titular autonómica de Mar resaltó la incerteza que genera el Brexit y las escasas posibilidades de pesca para todo el Cantábrico. Así, ha incidido en que “la situación es compleja”, por lo que ha afirmado que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación “no puede estar satisfecho” con el acuerdo.

Un trabajo leal
En este sentido, Rosa Quintana destacó el trabajo realizado desde la Xunta “de la manera más leal posible con el Ministerio” mediante la aportación de “datos” y “argumentos”, que lamentó -+*que “no se viesen reflejados en las posibilidades de pesca que hay”.

De este modo, criticó que el Ejecutivo comunitario priorizase aspectos medioambientales sobre los económicos y sociales pese al esfuerzo realizado por el sector pesquero gallego para mantener en buen estado los caladeros en los que faena.

Sin embargo, valoró que el recorte en la merluza del sur haya pasado del 13% previsto al 5% y que “exista la posibilidad de evaluar de nuevo en mayo los datos de la cigala del Cantábrico y poder ir a su apertura posterior”. También consideró positiva la subida del 3,5% en la cuota de anchoa en el Cantábrico.

Por su parte, el presidente de las cofradías gallegas, José Antonio Pérez Sieira, calificó el acuerdo de “catastrófico”, con un recorte que lleva al sector a la “ruina” tras una año “dramático” por la pandemia.

El presidente de la Federación Galega de Confrarías denuncia que este recorte “es un desastre”. La flota gallega “está muy preocupada”, porque “solo se rebajó un poco” la bajada prevista para la merluza mientras caen “un montón” las posibilidades de pesca en otras especies.

También llama la atención sobre que “preocupa” para la pesca artesanal el descenso en la raya, pues en el primer trimestre de 1.380 toneladas ahora “se queda en 380 toneladas”.

“Esto nos lleva a la ruina totalmente, no sabemos si se van a desguazar barcos o si se va a ir al paro, porque esto no es viable, es muucho recorte el que hicieron en muchas especies”, clama.

“Lamento mucho que Bruselas no sea más sensible con la situación del sector”, critica Pérez Sieira. “Ni aunque hubiese el tema del Covid, con esta rebaja de cuotas es inasumible”, dijo.

Mar considera decepcionantes las cuotas para 2021 y lamenta la “poca sensibilidad” de la UE